Bayer pagará 11.000 millones de dólares a víctimas de Roundup

La empresa alemana polémica por el esparcimiento masivo de su producto agrotóxico, el herbicida de Monsanto Roundup, intentará cerrar definitivamente miles de demandas en Estados Unidos sin reconocer que provoque cáncer. El gigante alemán Monsanto-Bayer ha acordado pagar 10.900 millones de dólares para terminar con decenas de miles de demandas que lo persiguen en Estados […]

Por Julián Andreatta |

La empresa alemana polémica por el esparcimiento masivo de su producto agrotóxico, el herbicida de Monsanto Roundup, intentará cerrar definitivamente miles de demandas en Estados Unidos sin reconocer que provoque cáncer.

El gigante alemán Monsanto-Bayer ha acordado pagar 10.900 millones de dólares para terminar con decenas de miles de demandas que lo persiguen en Estados Unidos por casos de cáncer provocados por el herbicida Roundup. El acuerdo afecta al 75% de los actuales querellantes que se calcula en unas 125.000 personas y el 95% de esas causas iban a llegar a juicio. El caso contra el herbicida Roundup, ha pasado a lo largo de dos años a ser una anécdota en un juzgado de San Francisco, a un acuerdo multimillonario para acabar con el berenjenal legal que amenazaba a largo plazo a Bayer.

En el centro del caso se encuentra el tan nombrado "glifosato", el principio activo de los pesticidas "Roundup" y "Ranger Pro", siendo estos los pesticidas de uso común más vendidos del mundo. El mismo fue desarrollado en los años 70 por la empresa Monsanto, hoy anexada a la empresa químico-farmacéutica Bayer. Sobran causas y vivencias para asegurar que el mismo provoca cáncer, pero aún así la empresa sigue sosteniendo que faltan pruebas definitivas que lo avalen. En el año 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y su organismo de investigación sobre el cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) demostró que era "probablemente cancerígeno", pero aun así reconoció que hay "pocas pruebas" de la relación con el linfoma no-Hodgkins (cáncer que comienza en los glóbulos blancos llamados linfocitos que forman parte del sistema inmunitario del cuerpo).

Los jurados que han llevado a la condena a Monsanto, lo han hecho en base al convencimiento de que la empresa ocultó el peligro del producto.

Como parte del acuerdo la compañía no tendrá que poner en la etiqueta de Roundup que sea cancerígeno, evadiendo así, toda noción sobre la salud de quien puede consumir este producto como es el caso de miles de poblaciones rurales que conviven con el herbicida en el aire. Por otra parte, el mediador judicial Kenneth Feinberg afirmó a Reuters que quedan fuera del acuerdo unos 25.000 casos.

“Bayer ha decidido sabiamente llegar a un acuerdo para acabar con el litigio antes que jugársela en los tribunales de Estados Unidos”, dijo Feinberg en comunicación con Reuters.

¿CONSPIRACIÓN?

El primer hecho histórico en este contexto de juicios, lo llevó adelante un jardinero que utilizó durante años el herbicida en su trabajo a las afueras de San Francisco California, llamado Dwayne Johnson. El mismo, fue diagnosticado con un linfoma no-Hodgkins y el 10 de agosto de 2018 una jueza condenó a Monsanto a pagarle una cifra de 289 millones de dólares. El jurado consideró que la relación entre el glifosato y el cáncer estaba comprobado y que además la empresa había conspirado para poder ocultarlo (hasta el día de la fecha). La indemnización fue rebajada finalmente a 78 millones, pero abrió la puerta a decenas de casos, que luego fueron miles.

BAYER/MONSANTO: una historia de amor efímera

La empresa alemana Bayer heredó el problema de los juicios cuando absorbió a Monsanto en el verano de 2018 por 63.000 millones de euros, una operación que se completó apenas semanas antes del veredicto de Johnson. A pesar de los inconvenientes y de las cifras abismales de las 11.000 demandas en EUA, los magnates seguían sosteniendo que Roundup era seguro y que las demandas presentadas no suponen ningún tipo de riesgo.

A pesar del negacionismo, poco tiempo después se decidió eliminar la marca "Monsanto" por que el nombre estaba tan desprestigiado que era muy dañino comercialmente. En el último año, la compañía ha visto desaparecer el 40% de su valor en bolsa y los accionistas han censurado la actitud de la empresa en el caso de Monsanto.

También te puede interesar:

Julián Andreatta

Estudiante de la psiquis, fan de la distorsión de los marshall y de Tony Montana.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Quiero colaborar 🤝

¿Y que si te suscribís
tenés beneficios?

Enterate acá 😎

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

#NoEstamosAjenxs #EconomíaComunitaria

Frente a la crisis que instaura el COVID-19, desde Enfant Terrible habilitamos un espacio que pueda nuclear a los emprendimientos locales de Córdoba.

Seguí leyendo 🙌
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram