Elecciones, cordobesismo y fachada ambiental

Juan Schiaretti anunció ayer una inversión multimillonaria para el saneamiento del Lago San Roque. A simple vista la medida es una buena noticia, pero observando la situación de otros efluentes importantes como el Río Suquía o Laguna Mar Chiquita donde desemboca, se evidencia la ausencia de planificación integral para revertir la contaminación. La intención del gobernador parece "sustentable" e incluso ignora las cientos de denuncias penales por la crisis ambiental en la provincia, atreviéndose a hablar del cuidado del ambiente y la salud en tiempos de campaña electoral.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 3 minutos de lectura

A través del Ministerio de Servicios Públicos, el Gobierno de Córdoba encabezado por la coalición Hacemos Por Córdoba invertirá  $3.225.445.187,17 de pesos en el saneamiento del Lago San Roque, en el marco del Plan Estratégico de Obras de Saneamiento Cloacal que favorecería a las localidades de Cosquín, Santa María de Punilla, Bialet Massé y Tanti.

En el anuncio de las obras, el gobernador Juan Schiaretti habló del "cuidado del medioambiente", la "ecología" y el "desarrollo sustentable" de Córdoba, adjudicándose una posición ambientalista e ignorando que su prontuario rebalsa de denuncias penales por la situación del Lago, entre muchas otras problemáticas ambientales en la provincia.

Desde hace décadas, el dique donde desembocan cuatro ríos (San Antonio, Los Chorrillos, Tanti y Cosquín) y donde nace el Río Suquía que atraviesa el Gran Córdoba e hidrata a la mitad de su población, es vertedero de desechos urbanos sin ningún tratamiento, debido al avance inmobiliario sin planificación. Esto ha permitido la proliferación de algas con cianobacterias altamente tóxicas al ser ingeridas o tocadas, e incluso el genoma del Covid-19, que se ha reproducido en esas aguas producto de la misma contaminación.

Según el Laboratorio de Bioremediación Municipal de Villa Carlos Paz entre 2010 y 2019, el lago recibió 8 mil toneladas de materia fecal por año, a consecuencia del crecimiento poblacional solamente gestionado por el interés inmobiliaria y la falta casi absoluta de cloacas y tratamiento de excretas.

Contaminación de la laguna Mar Chiquita

Es decir, desde un principio se priorizó el avance urbano desmedido con emprendimientos inmobiliarios y luego, al llegar a estados críticos como sucede con el Lago San Roque, se realizan inversiones millonarias en épocas de campaña electoral. A simple vista, la inversión de 3.000 millones para el saneamiento del San Roque no es una mala noticia, pero se trata de una fachada si no hay planificación integral con respecto a la situación de otros efluentes como el Río Suquía o Primero, o la Laguna Mar Chiquita.

Con respecto al Río Suquía, uno de los más importantes de Córdoba, al día de hoy es un vertedero de desechos cloacales, convirtiéndose prácticamente en una cloaca a cielo abierto. Entre las principales causas de contaminación del mismo se encuentran los desbordes cloacales, las conexiones clandestinas, plantas de depuración sin funcionamiento o el vertido directo de desechos por empresas que realizan desagotes (como sucedió hace poco más de un mes en la zona del Estadio Kempes). A su vez, esto favorece la propagación de virus y bacterias, algunos resistentes a antibióticos, tal como se ha comprobado en algunas estudios*.

El recorrido del Suquía continúa hacia la Laguna Mar Chiquita, el lago más grande de Argentina y uno de los humedales de agua salada más importantes del mundo, ubicado al noreste de la provincia de Córdoba. Se trata de una cuenca cerrada que no tiene desembocadura y por ende su agua se pierde solamente por evaporación que pasa a la atmósfera. Es decir, uno de los parajes más importantes del mundo en materia hídrica de la actualidad, se alimenta por uno de los ríos más contaminados de la Provincia.

"Los humedales como Mar Chiquita prestan servicios ecológicos fundamentales y regulan los regímenes hídricos y la biodiversidad, constituyendo un recurso de gran valor económico, científico y recreativo".

PROMAR - CONICET (UNC)

Este pequeño conjunto de problemáticas que desprenden una de otras, demuestran que el Gobierno Provincial no cuenta con un diseño integrado donde se priorice el cuidado de la salud y el ambiente. Más bien, demuestra una política sobre la marcha que no plantea soluciones de fondo en una de las ciudades más contaminadas del mundo como es Córdoba, donde se concentra el poder político de la provincia.

*Descubren gérmenes que resisten antibióticos en derrames cloacales.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram