Catamarca: Agua Rica insiste pero Andalgalá resiste

Mientras que en el día de ayer se aprobó en Diputados la ahdesión de Argentina al Acuerdo de Escazú, hoy a la mañana en Andalgalá, provincia de Catamarca, vecinxs se movilizaron ante la presencia del gobernador Raúl Jalil (PJ) quien tiene un único objetivo: reactivar el proyecto megaminero Agua Rica. Ante los reclamos y el repudio del pueblo andalgalense, la respuesta del Gobierno fue, una vez más, con presencia de las fuerzas especiales de élite KUNTUR y agentes de la policía provincial. Rosa Farias, integrante de la asamblea y radio comunitaria El Algarrobo, contó a Enfant Terrible cómo se organizan ante este intento de avance del proyecto extractivo.

Por Redacción Enfant Terrible |

A partir del día de ayer Argentina forma parte del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, más conocido como Acuerdo de Escazú. Paradójicamente, en el día de hoy en Andalgalá, la presencia del gobernador de la provincia de Catamarca Raúl Jalil, agitó las calles con efectivos policiales que lo custodiaban ante la pueblada andalgalense organizada. Esta última repitió lo mismo que hace más de 500 Caminatas por la Vida: no tienen, ni tendrán, licencia social.

Foto: Asamblea El Algarrobo

En diálogo con Enfant Terrible, Rosa Farias, vecina de Andalgalá y vocera de la Radio Comunitaria El Algarrobo, contó que Jalil ya se había hecho presente en otras oportunidades, pero: "ahora hicimos los deberes, nos organizamos y nos fuimos al Juzgado de Garantías, porque allí iba Jalil a poner una placa. Para nosotros es muy simbólico, porque en el Juzgado está el juez Cecenarro quien dió la orden de reprimirnos en el año 2010".

Con respecto a la presencia policial contó qué: "como siempre que nos movilizamos, el grupo de élite Kuntur nos rodea junto a la Policía Provincial. Estuvimos allí toda la mañana como siempre protestando pacíficamente, con nuestras pancartas y carteles. Recibimos presiones y amenazas para que nos vayamos. Están en las narices nuestras, o nosotros en las narices de ellos".

Foto: Asamblea El Algarrobo

En el año 2016, por las acciones del pueblo andalgalense, la Corte Suprema de la Nación emitió un fallo en el que reconoció que el proyecto Agua Rica ponía en peligro la calidad del agua y por ende, la biodiversidad y la salud de quienes la consumen. Este año, el Gobierno de Jalil impulsa lo que denominan el Nuevo Proyecto Agua Rica, argumentando que las disposiciones judiciales que pesaban sobre el anterior proyecto, ya no pesan sobre el actual.

Cuando le preguntamos a Rosa qué opinaba sobre este 'nuevo proyecto' respondió: "no existe ningún Nuevo Agua Rica, porque el mineral y el proyecto está instalado en el mismo lugar de siempre. Ellos quieren maquillar con esa nueva palabrita. Nosotros no aceptamos que digan que hicieron consultas públicas por medio de Zoom. Aunque lo hayan validado por medio de escribanos, eso no es válido".

"Desde el año 2010 venimos con esta resistencia y en el año 2016 les ganamos por un fallo emitido desde la Corte Suprema de la Nación que rechazaba el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que habían presentado, y se les dijo que no pueden avanzar. Además hay una Ordenanza Municipal de Protección de la Cuenca del Río Andalgalá, allí donde estaría emplazado el proyecto".

Las Caminatas por la Vida en Andalgalá se han vuelto un símbolo de resistencia en defensa del agua y en contra del modelo extractivista. Rosa integra forma parte de este foco de lucha y reflexiona:"siempre la resistencia para el lado nuestro es muy difícil, porque no tenemos el aparato del Estado o de la justicia. Si bien hemos presentado muchas pruebas y seguimos en esa tesitura, para nosotros la resistencia de los pueblos está principalmente en la calle".

Con respecto a la persistencia de seguir caminando cuenta que:"nos mantenemos siempre alerta y caminamos todos los sábados. Cambian los gobiernos, pero la cuestión macro económica y el pensamiento extractivista sigue cada vez más fuerte. Eso se nota en la persecución laboral a varios compañeros, o en el aumento de policías en la calle que te filman descaradamente".

"Las 500 caminatas son resistencia y la negación de un pueblo a ser sacrificado".

Foto: Asamblea El Algarrobo

"Agua Rica estaría a 15 kilómetros de la ciudad principal. Si hacen una investigación de lo que significaría una explosión de dinamita a esa distancia, creo que allí muchos cambiarían el pensamiento de creer que estamos locos o de que no tenemos qué hacer".

Con respecto a la participación de la comunidad andalgalense en la lucha, cuenta que: "hay mucha gente que no se manifiesta públicamente por el temor de la represalia, por su trabajo y todo eso. Sin embargo, creo que hemos logrado una consciencia y esperamos seguirla aumentado, principalmente en los jóvenes".

"Si bien hace 10 años que estamos en la calle, nuestra lucha viene desde el año 98' cuando descubrimos qué era Minera La Alumbrera. Si bien está a 80 kilómetros de distancia, nos dimos cuenta que no era como nos habían dicho, no era como creíamos".

Andalgalá es uno de los rincones de la provincia norteña de Catamarca y se ubica al centro-norte de la misma. Sin embargo, como es propio de la lucha contra el modelo neo-extractivista, las fronteras no importan al momento de defender los territorios. En este sentido,"nuestas investigaciones van mucho más allá que lo propio" cuenta Rosa. "Tenemos un tejido social y de resistencia a lo largo de muchos países de Latinoamérica, incluso en Canadá. Desde Andalgalá y con ayuda de la gente de otros pueblos hemos podido ingresar en la Universidad de Catamarca por única vez en la historia. Hicimos la Primera Cumbre Latinoamericana del Agua para los Pueblos en el año 2018".

"Tenemos absoluta conciencia y razón de saber por qué estamos en esto (...) esto no es romántico, esto es dolor, es trabajo, es dejar la vida".

Por último, cuando le preguntamos a Rosa qué significa el agua para el pueblo de Andalgalá respondió que: "es la vida. Somos personas de montaña y vivimos del agua del cerro. Entonces, tenemos que tomar conciencia de que cuando abrís el grifo tenés el cerro allá arriba, lo tenes que estar mirando todo el tiempo, para ver si tiene nieve o está muy seco. Nosotros formamos parte de ese ambiente seco".

"El agua es la columna vertebral de la vida y ademaás es un derecho humano. Queremos que se nos respete ese derecho".

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Quiero colaborar 🤝

¿Y que si te suscribís
tenés beneficios?

Enterate acá 😎

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

#NoEstamosAjenxs #EconomíaComunitaria

Frente a la crisis que instaura el COVID-19, desde Enfant Terrible habilitamos un espacio que pueda nuclear a los emprendimientos locales de Córdoba.

Seguí leyendo 🙌
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram