Horacio Machado: Catamarca es una provincia minada (Parte II)

En la primera parte, Horacio realiza un recorrido sobre los procesos históricos que dieron comienzo a una estructura global integrada por el Estado, la ciencia y el capital, que al día de hoy atraviesa una 'crisis civilizatoria'. Desde los comienzos de la colonización europea, hasta la actualidad, los ecosistemas son percibidos en función de las […]

Por Redacción Enfant Terrible |

En la primera parte, Horacio realiza un recorrido sobre los procesos históricos que dieron comienzo a una estructura global integrada por el Estado, la ciencia y el capital, que al día de hoy atraviesa una 'crisis civilizatoria'. Desde los comienzos de la colonización europea, hasta la actualidad, los ecosistemas son percibidos en función de las especulaciones financieras de los lobbys, para seguir solventado un modelo de consumo asociado a una idea de 'bienestar'. Desde esta perspectiva, los dispositivos de avanzada científica y tecnológica son inversiones mercantiles que se implementan por encima de las necesidades y los intereses de las comunidades que habitan los territorios.

El negocio del litio y la megaminería se perfila como una de las ofertas de Argentina para el mercado mundial ante la necesidad de inyección fácil de dólares en un cuadro de recesión, crisis y pandemia mundial. Este tipo de escenario facilitan que los sectores pro-megaminería avancen con sus discursos para embellecer esta práctica. Tal es así que el Presidente de Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD), Fernando Jalil, hermano del Gobernador de Catamarca dijo que: "Catamarca es minera" y habló de la "minería con responsabilidad, con licencia social, con estrictos controles ambientales, trabajar con las comunidades, con los intendentes". Pero ¿Qué costos tiene para nuestros territorios profundizar el esquema de acumulación y monopolio mega-minero basado en el despojo? Horacio Machado habla con Enfant Terrible sobre esto.

Foto: La Tinta

-Enfant Terrible (ET): ¿Catamarca es como dicen algunos, una provincia minera?

-Horacio Machado (HM): Catamarca no es una provincia minera, es una provincia minada, un territorio mineralizado. Hay una colonización del Estado por el poder corporativo minero trasnacional, para explotar insumos mineros que son críticos.

Hasta los 50'/60' Catamarca no entraba en el mapa minero mundial. Había otros yacimientos más ricos donde la ley del mineral era más alta, es decir, qué proporción hay del mineral que a uno le interesa extraer, del resto de la roca. Más o menos a principios del siglo XX (veinte) se extraían entre 5 y 10 kilos de cobre por tonelada de montaña, lo cual se conoce como la minería vetiforme, donde se encuentra una veta de oro, de plata o de cobre y se hacen túneles donde los mineros cavan sacando pedazos. Eso ya no hay más.

En Catamarca había minas a pequeña escala asociadas al desarrollo industrial del país hasta 1970. La gran minería empieza recién en los 90' con Minera Alumbrera y FMC Lithium, que ahora es Livent y no tiene nada que ver con toda la historia minera previa. Solo tiene que ver con la historia de la minería colonial, que ni siquiera prosperó en la época de la conquista, porque era un territorio proveedor de insumos para la explotación del Potosí.

En 1993 hubo un proceso de re-colonización. Las leyes como la 24.196 que impuso el Banco Mundial en América Latina, en África y en Asia cuando en Argentina estaba Menem, estuvieron orientadas a generar toda una institucionalidad y una ingeniera comercial, financiera, legislativa y burocrática. Esto para que las empresas mineras que estaban teniendo problemas en el Norte, vengan a re-localizar las fases de extracción y explotación de los minerales en estos territorios, la fase más contaminante y destructiva ecológicamente de todo el proceso minero.

Lo que hay ahora se llaman yacimientos polimetales diseminados, la llamada nueva tecnología de la minería a cielo abierto; por eso hablamos de mega-minería, porque hay un régimen de gigantismo. En cientos de miles de hectáreas tenemos 0,3 gramos, 0,2 gramos o 0,7 gramos de mineral, donde se necesita volar enormes cantidades de montaña, procesar esa roca, hacerla más chica y disolverla en agua con químicos que producen la separación, utilizando un montón de desechos. Esto es lo que en el Norte generó reacciones y las empresas comenzaron a buscar poblaciones que sean más permisibles a este de tipo de destrucción.

Los gobiernos provinciales han visto la posibilidad de un negocio que es absolutamente para pocos, toda la economía minera está basada en una mentira. Se dice que hay "producción" de cobre o de litio, cuando apenas extraemos. Cuando decimos que el mineral se está agotando, porque se está agotando, significa que necesitamos más trabajo y más energía para extraer la misma o menor cantidad del mineral que antes había.

Lo que nosotros tenemos en el saldo económico, que no entra en la contabilidad de las empresas, es cuánta agua se consumió, cuanta energía, qué ecosistemas se destruyen, cual es el desplazamiento de la flora, la fauna, la biodiversidad. Ellos piensan: "Acá tenemos una gente que hace maíces, dulce de membrillo, están criando unas cabras, pero eso no da plata, son economías pobres, de subsistencia". Esas economías producen alimentos y esa economía pueden sostenerse a lo largo del tiempo. La minería genera una bomba de dinero, donde toda la población queda alucinada, pero de la noche a la mañana ese capital se utilizó y nos quedamos sin nada, sin la posibilidad de volver al membrillo, a la cabra, etc.

Open Pit. Minera Bajo La Alumbrera - Andalgalá, Catamarca

Es el agua del mañana

Minera La Alumbrera sacaba el agua del Campo del Arenal, agua fósil de un acuífero que demoró 60 millones de años en llenarse y estamos hablando de toda la zona árida que nos caracteriza. Luego viene una empresa que usa 1.200 litros de agua por segundo, durante 20 años, 365 días ¿Cuánto tiempo vamos a necesitar para rellenar ese acuífero? No va a haber nadie. La escala espacio-temporal de la destrucción es inconmensurable. Hablamos de un proceso de expropiación territorial ligado a la destrucción de las fuentes de agua. Se están interviniendo reservas acuíferas, osea, el agua del mañana, no el agua que te consumiste hoy.

Rio Los Trapiches completamente seco y contaminado por la actividad minera. Foto de Pueblos catamarqueños en resistencia y autodeterminación (PUCARÁ)

Minera La Alumbrera no está sólo la localidad de Belén. La infraestructura que necesitó atraviesa cinco provincias. Necesitó un puerto propio en Rosario, provincia de Santa Fe, desde ahí un ferrocarril de 800 kilómetros que atraviesa Córdoba, Santiago del Estero, llega a Tucumán donde hay un 200 kilómetros de mineraloducto que atraviesa Andalgalá y Santa María. Eso es algo que no se dimensiona

¿Cuánto tiempo le va a llevar a los ecosistemas para absorber toda la toxicidad que hay? El dique de cola está ahí, va a estar hasta la perpetuidad y estamos hablando de represas tóxicas. Chile por ejemplo tiene un problema fenomenal con los diques de cola, porque hay más de 700 a lo largo de la Cordillera, lo que ellos le llaman tanques de relave. En estos dos últimos años hubo dos mega catástrofes en Brasil a raíz de eso, uno en Mariana en el Estado de Minas Gerais cuando un dique de cola colapsó y se llevó puesto varios pueblos, contaminó todo el Río 12 y llegó hasta la costa del Atlántico. Cincuenta años calcularon que va a tardar esa agua en poder limpiarse para que vuelvan los peces, lo cual significa al menos dos generaciones ¿Y todas las comunidades que vivían de la pesca ahí?

Un negocio para pocos

La minería es una industria capital-intensiva, genera muy pocos puestos de trabajo por cantidad de capital invertido. No es que vamos a poder de la noche a la mañana vivir de la minería, al contrario.

La práctica minera ha intensificado un modelo rentístico clientelar, que es la anatomía política del régimen político catamarqueño. Las grandes "ganancias" del Estado han sido las regalías que se trasladaron desde la empresa, siendo administradas por la clase política que les ha permitido intensificar una estructura clientelar con una población que es fuertemente dependiente del empleo público y de los recursos del Estado. Ha habido una alternancia de partidos desde el 83' en adelante bajo el régimen democrático, en los que nunca se ha puesto en tensión el poder minero. Somos una sociedad que ha sido muy vulnerable a esta colonización habiendo dos élites dinásticas que se disputan el control del Estado, encontrando ahí su base de acumulación.

Foto: Asamblea El Algarrobo

Nos encontramos también con vulnerabilidad por las condiciones geo-políticas. La gran mayoría de la población está asentada en la Ciudad de Catamarca, también llamado el 'Gran Catamarca', que tiene más del 50% de la población de toda la provincia. Ese sector urbanizado vive en su gran mayoría con distintos niveles de condiciones de clase, siendo muy fuerte el empleo público, por lo que resulta totalmente ajeno lo que está pasando al interior. Además, las políticas sociales que se han implementado han sido profundamente funcionales a un proceso de vaciamiento territorial. La obra pública centrada en la construcción de vivienda ha estado concentrada en el Gran Catamarca, por lo que se ha intensificado la migración desde los pequeños pueblos hacia las cabeceras departamentales, dejando a los territorios a disponibilidad de las empresas.

Tiene que haber un plan de vivienda, tiene que ser un derecho, no una mercancía. El modelo de la política pública de vivienda profundiza una estructura de desigualdad de clase, donde la obra pública es el medio de extracción de plusvalía de algunas élites asociadas al Estado. Por otro lado, la localización de la vivienda tiene que ver con los desplazamientos que el Estado realiza para despejar algunos territorios y el efecto es un proceso de vaciamiento territorial que es sumamente peligroso. Estamos dejando las fuentes de riqueza a disposición de la explotación.

Bienaventuradxs lxs que luchan

Horacio cuenta que sus xadres nacieron en Chumbicha, cabecera departamental de la localidad de Capayán. Juntxs transitan distintas experiencias de organización territorial en algunos pueblos de Catamarca.

-(HM): Bienaventurados Los Pobres (BP) comenzó en el año 84'. Había gente que trabajaba en todo el norte de Argentina desde el Instituto de Cultura Popular con poblaciones campesinas, trabajadores rurales sin tierra y después con empleadas domésticas.

Los principales proyectos originarios del 85' al 90', fueron promover y acompañar procesos de organización de un sindicato de trabajadores rurales y de empleadas domésticas, cuando no había. Esto llevó un proceso donde se pasó de la lucha por la sindicalización all reclamo de la tierra, de tomas de tierra, donde las poblaciones presionaron al gobierno de Ramón Saadi que otorgó las tierras en Capayán bajo un régimen de terrenos familiares. En Los Altos fue una experiencia de una tierra colectiva de más o menos 200 hectáreas, donde se formó una asociación que se llama Asociación de Familias de Pequeños Productores de Los Altos. También en Belén, en Fiambalá. Con estas familias se comenzó a trabajar el modelo de producción agro-ecológica.

En Belén sigue habiendo productores agrológicos que están sosteniendo los procesos de diversificación alimentaria y de seguridad alimentaria. En Medanitos hay una organización de pequeños productores que se llama Asociación de Pequeños Productores Del Valle del Abaucán, que también están afrontando las amenzaas del modelo minero porque la empresa Liex tiene el apoyo del la Municipalidad de Fiambalá comprometiendo las fuentes de agua que abastece la zona del río del Abaucán. Hace más de 20 años se hace una feria de semillas criollas, intercambio de productos, etc.

Horacio Machado Aráoz nació en San Fernando del Valle de Catamarca. Su currículum lo titula como doctor en Ciencias Humanas, magíster en Ciencias Sociales, licenciado en Ciencia Política y más. Docente en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Catamarca, investigador de espacios como CONICET y CLACSO, escritor de los libros "Potosí, el origen. Genealogía de la minería contemporánea" o "15 mitos y realidades de la minería transnacional en la Argentina", en co-autoría con Maristsella Svampa y otras figuras claves para el conocimiento ecológico, político y sustentable.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Quiero colaborar 🤝

¿Y que si te suscribís
tenés beneficios?

Enterate acá 😎

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

#NoEstamosAjenxs #EconomíaComunitaria

Frente a la crisis que instaura el COVID-19, desde Enfant Terrible habilitamos un espacio que pueda nuclear a los emprendimientos locales de Córdoba.

Seguí leyendo 🙌
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram