En la localidad catamarqueña de Antofagasta de La Sierra la minera estadounidense Livent busca desviar el curso del Río Los Patos que atraviesa el Salar del Hombre muerto para profundizar la extracción del Litio. Asambleas de vecinxs y lugareños que se oponen a la depredación viven desde hace un mes el hostigamiento y las detenciones arbitrarias de la Policía de la Provincia que opera a favor de la empresa.

En lo mas profundo del altiplano de la provincia de Catamarca se encuentra el pueblo de Antofagasta de la Sierra, donde se han registrado durante el ultimo mes una serie de detenciones arbitrarias y hostigamientos hacia lugareños que se oponen a la instalación de un nuevo acueducto. La iniciativa corre a cuenta de la multinacional yanqui Livent (ex Minera del Altiplano) que pretende desviar el Río de Los Patos, cuyo cauce atraviesa Salar del Hombre Muerto para profundizar la extracción de Litio en el lugar.

Ante la falta de respuesta de la gobernadora Lucía Corpacci (quien será sucedida en el cargo por el empresario Raúl Jalil) lxs vecinxs de Antofagasta de La Sierra decidieron impulsar un corte de ruta. Tras la medida de fuerza sobrevino una ola de detenciones arbitrarias. El miércoles 30 de octubre, por orden de la Fiscal Verónica Saldaño se detuvo a Hortensia, Evelia y Santiago Morales quienes se negaban a permitir el paso de los camiones mineros para el avance de las obras. Luego quienes sufren la represión fueron Hugo y Ramón Calpanchay, miembros de la comunidad originaria Atacameños del Altiplano.

El repudio que emerge contra esta nueva iniciativa de la actividad minera tiene que ver con el precedente de muerte y contaminación que dejó la intervención en el Río del Trapiche. Este río de 11km hoy yace sin agua y con presencia de residuos químicos debido a que para extraer una tonelada de litio son necesarios dos millones de litros de agua. Actualmente las empresas Galaxy Lithium SA y Minera Santa Rita SRL a través de un pedido presentado el pasado mes de abril, buscan garantizarse la impunidad para trazar un acueducto de 32 kilómetros y así poder extraer una cantidad de 650.000 litros de agua por hora del Río Los Patos.

Lxs vecinxs reclaman que, además de la destrucción de la biodiversidad que implica el desvío de un río como Los Patos, considerado el río más importante del Salar, las obras suceden sin la Audiencia Pública previa prometida por el intendente Julio Taritolay, ni tampoco poseen Estudios de Impacto Ambiental (EIA), lo que marca el carácter ilegal del accionar tanto de las privadas como del Estado.

¡Compartílo en las redes!

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.
Cerrar