El comedor de Villa La Vaquita se sumó al paro internacional de mujeres, trans, travestis y lesbianas que el pasado 8M sacudió las calles de la provincia y el país. Con una olla popular y sumando las exigencias de los barrios carenciados de la periferia cordobesa, vecinos y vecinas del Salón Comunitario Manos Unidas se manifestaron el viernes 8 de Marzo.

Los feminismos irrumpieron con fuerza las calles de la ciudad, la provincia, el país y el mundo el pasado 8M. Las múltiples aristas de un movimiento que vino a transformarlo todo, también tuvo su expresión en los barrios populares y periféricos de la ciudad de Córdoba.

El pasado 8 de Marzo, vecinos y vecinas del Salón Comunitario Manos Unidas, ubicado en la “Villa La Vaquita” se sumaron al paro internacional de mujeres, trans, travestis y lesbianas aportando sus reivindicaciones específicas al pliego de consignas que el 8M hizo tronar en las calles del centro de la ciudad.

En el marco de una olla popular para paliar el frío, exigieron la inmediata urbanización del barrio, denunciaron que violencia también es la exclusión y el hambre que generan los modelos políticos del intendente Mestre y del gobernador Schiaretti, y cortaron media calzada para visibilizar el reclamo. 

¡Compartílo en las redes!

Santiago Torrado

Menorquín en Argentina. Fotógrafx documental. Discuto política a los gritos y tengo un perro que se llama Lupo.
Cerrar