El hecho tuvo lugar el sábado a la madrugada dentro de Ciudad Universitaria, en la calle frente a la Facultad de Ciencias Agropecuarias. La joven realizó la denuncia en el Polo de la Mujer y quedó en manos de la Justicia. Basado en los hechos, el convenio de la Policía de Córdoba con la UNC pone en riesgo a lxs estudiantes y personas que allí circulan y, lejos de garantizar una «seguridad», lxs expone a situaciones desde violencia institucional, gatillo fácil y hasta violación.

El policía implicado fue detenido hace unas horas. Las autoridades de la UNC ya le habían iniciado un sumario y lo suspendieron de su trabajo en la universidad. Según el decano de Ciencias Agropecuarias, Marcelo Conrero, ponen a disposición todo lo que esté al alcance para colaborar y esclarecer lo que pasó. Fueron compartidas a la Justicia las filmaciones de las cámaras de seguridad de la UNC, que parecieran coincidir con la denuncia que realizaron la joven y su novio, quien también estaba en el momento del hecho.

Según Conrero, la policía tiene capacitación brindada por la UNC para poder actuar en el territorio. Sin embargo, no es garantía para impedir que el abuso de poder con el que cuenta la policía y su institución, siga su curso. En este caso, la denunciante se encontraba con su novio dentro de un auto. El policía debería haber llamado la atención para que se retiren, pero actuó extorsionando a lxs jóvenes bajo la amenaza de «pintarles los dedos» y así cometió la violación dentro del auto.

Bajo la complejidad del caso, manifiesta una vez más, que la actuación de efectivos policiales en nuestra universidad, lejos de garantizar la seguridad y el bienestar de la comunidad educativa, contribuye a poner en riesgo la integridad física de les estudiantes. Yanzi Ferreira, vicerector, afirmó que el hecho ocurrió en «zonas cercanas» a las dependencias de la Facultad de Ciencias Agropecuarias. Este accionar compromete y tensiona el convenio que la UNC tiene con la Policía de Córdoba, vigente desde 2013/14, firmado por la entonces rectora Carolina Scotto y apoyado por el actual decano de Ciencias Agropecuarias, permitió que la policía pueda intervenir.

Es cuenta corriente que el mayor pedido de «seguridad» sea solventado con más presencia de la policía. Sin embargo, ante la intervención de éstos, la violencia aumenta, y la UNC no queda exenta de esa realidad, ya que en los últimos años los casos de violencia institucional (inclusive de gatillo fácil) han aumentado exponencialmente en Ciudad Universitaria.

¡Compartílo en las redes!

Guillermina Huarte

Estudiante de eso que le llaman comunicación social. Lesbiana y feminista con orgullo. Pelea con facilidad. Quisiera que sea verano todo el año. Desconfía y reniega de la astrología.
Cerrar