fbpx

Tras varias asambleas abiertas las trabajadoras del Polo Integral de la Mujer han emitido un comunicado exigiendo el fin de la precarización, el pase a planta permanente, igual salario por igual trabajo y el reconocimiento del riesgo psicosocial que implica su trabajo, entre otros pedidos. Durante el año pasado las asambleas en el Polo reunieron a numerosos espacios políticos, sindicales y feministas que contribuyeron a conqusitar un aumento salarial.

El fin del régimen de trabajadorx monotributista y de becarix, la exigencia de igual sueldo por igual trabajo, o el pase a planta permanente o que se las reconozca como trabajadoras de riesgo psicosocial, son algunas de las demandas urgentes que las trabajadoras del Polo Integral de la Mujer vienen levantando desde el año pasado, y con especial fuerza en las últimas semanas.

En diálogo con Enfant Terrible nos comentan que «existen numerosas formas de precariedad en nuestra área, por ejemplo las becarias no son reconocidas como trabajadoras por el Ministerio y su sueldo hoy por hoy es de $7000  por 120 horas de trabajo mensual». En el caso de las trabajadoras monotributistas, el salario no llega a los 20 mil pesos, sin aportes jubilatorios, obra social, ni posibilidad de desempeñarse en otras dependencias públicas ni privadas.

Atendiendo a que el primer cuatrimestre cerró con una inflación acumulada de 15,71% y un porcentaje interanual del 55,44%, según el informe del Centro de Almaceneros de la Província citado por La Nueva Mañana, es claro que el sueldo no alcanza ni para cubrir un piso de indigencia. 

Tras una masiva asamblea, las trabajadoras resolvieron que por las condiciones en que desempeñan su trabajo, el estado debe reconocerlas como trabajadoras en régimen especial por tareas en riesgo psicosocial. «Exigimos el régimen especial teniendo en cuenta el impacto de la problemática que atendemos en nuestra vida, subjetividad y salud general» declaran en su comunicado.

A pocos días de las elecciones provinciales, ni la candidata a legisladora por el PJ Alejandra Vigo, ni la responsable del área Claudia Martínez, han dado una respuesta a las trabajadoras que día a día le ponen el cuerpo y la mente a la violencia machista en nuestra provincia. 

¡Compartílo en las redes!

Santiago Torrado

Menorquín en Argentina. Fotógrafx documental. Discuto política a los gritos y tengo un perro que se llama Lupo.
Cerrar