Foto del Museo de la Reforma de la UNC

El 9 de septiembre de 1918 la recién creada Federación Universitaria de Córdoba asumía la conducción total de la UNC y designaba a dirigentes estudiantiles al frente de las principales facultades. A un siglo de la Reforma y con nuevas conclusiones, el movimiento estudiantil sigue en pie de lucha a pesar del acuerdo salarial entre docentes y gobierno.

A pesar del acuerdo salarial entre las principales federaciones de docentes universitarios y el gobierno nacional, lxs estudiantes como claustro continúan las medidas de fuerza en esta 5º semana, donde las asambleas y la deliberación abierta y colectiva se ha convertido en espacio de debate y resolución por excelencia.

Karl Marx decía en alguna parte que la historia se repite “primero como tragedia, luego como farsa”, y que en etapas de transformación y crisis los actores sociales “conjuran en su auxilio los espíritus del pasado”. 
Con el 18 Brumario en una mano y el Manifiesto Liminar en la otra podemos encontrar muchas analogías históricas para analizar el proceso de lucha educativa que se enmarca en esta gran crisis política, económica y social que vive Argentina a manos del macrismo.

Juri y lxs moradxs, Corda Frates y Nores Martínez

Podemos identificar sin duda a la Franja Morada con el “disfraz de vejez y el lenguaje prestado” de la reaccionaria y ultraconservadora Corda Frates. Aquella logia oscurantista que llegó a armar grupos de choque para reventar la lucha estudiantil que ya sacudía todo el país y que dejaría a Enrique Barros, uno de los triunviros de la recién nacida FUC, con severos problemas neurológicos derivados una brutal paliza. A nadie con algo de memoria escapan las patotas e intimidaciones utilizadas por los cachorros del rector Juri para quebrar las medidas de fuerza impulsadas por lxs estudiantes en los últimos años.

Asuncion del Frente Deodoro Roca. Foto La tinta

Hugo Juri quien fuera ministro de Educación del helicopterizado presidente De la Rúa así como compañero de armas del Liceo Militar General Paz del actual gobernador Schiaretti, ha resultado bastante menos reformista de lo que pretende su ideario y su abolengo progresista. Con un discurso monocorde como una misa, atacó las tomas y pidió “normalizar las clases” desde el inicio de las medidas de fuerza.

Pabellón Tomado 2016. Foto de La Tinta

Similar a aquél Nores Martínez que fuera apoyado como rector por las capas clericales y ultraconservadoras de la UNC en los días de la Reforma, Jurientiende la democracia universitaria según su conveniencia — así lo demostró en la votación trucha celebrada en el Complejo Feriar en Diciembre de 2016—.

En esa línea, el rector viene insistiendo en la idea de un plebiscito para levantar las medidas de fuerza, amenazando con renunciar si no gana su posición. Bien podría cambiar su corbata y traje de seda por la oscura sotana jesuítica, que nos ató — y ata — a la dominación monárquica y monástica, en palabras del Manifiesto.

El troskokirchnerismo, La Montaña y El Pantano

Volviendo al 18 Brumario de Luis Bonaparte, llegamos al sector progresista — más o menos a la izquierda del arco político de la UNC — , que salvando las distancias semejan a lxs parlamentarios franceses de la Convención Nacional, y es que los vicios de la izquierda más radical o más moderada vienen de larga data.

Marcha Federal Universitaria. Foto La Tinta

La Montaña jacobina — llamados así por ocupar el lugar mas alto en el parlamento — encarnada en el trotskismo universitario en sus decenas y decenas de fracciones, boga facultad por facultad y toma por toma, por la “radicalización de las medidas de fuerza” y levanta la consigna de la “independencia política” para denunciar que kirchneristas, progresistas, macristas, y peronistas son la misma cosa, y que la única posibilidad de derrotar el ajuste del gobierno es “ganar las calles y echar a la burocracia”, sin entender muy bien cómo o cuándo se hace cada cosa.

Foto del Museo de La Reforma de la UNC

La interpretación de ElPantano — en tanto sector de revolucionarixs franceses que ocupaban los asientos de abajo del ala izquierda parlamentaria, eran partidarixs de moderar los reclamos y acordar alianzas la naciente burguesía nacional — está encarnada magistralmente por La Bisagra, especialmente durante los últimos días. Sin esforzarnos mucho también podemos ver en SUR y La Mella las posiciones acomodadas de quienes, tras el acuerdo salarial docente, exigen el cese de las medidas de fuerza.

Mientras asistimos todavía con disposición militante a las acusaciones y airados giros retóricos que intercambian en la asamblea los sectores de La montaña y El pantano, lxs reformistas y lxs conservadorxs, lxs troskxs y lxs kukas, se va colmando la paciencia del vasto sector estudiantil que, cuando las condiciones sociales e históricas lo indican, salen a ponerle el cuerpo a las tomas y los cortes, en defensa de la educación pública.

Así las cosas, “la historia se repite primero como tragedia, luego como farsa”. El acuerdo del 26% salarial con clausula de revisión marca el inicio de la reacción termidoriana, la etapa más moderada de la revolución francesa, el termidor de la rebelión educativa.

¡Compartílo en las redes!

Santiago Torrado

Menorquín en Argentina. Fotógrafx documental. Discuto política a los gritos y tengo un perro que se llama Lupo.
Cerrar