El extractivismo inmobiliario de GAMA S.A. con contra los barrios de Córdoba

Hacia el noroeste de la Ciudad de Córdoba, la empresa inmobiliaria GAMA S.A. construye muros de concreto para separar sus loteos de los barrios colindantes. Les vecines denuncian que se trata de una obra ilegal que no tiene consideración del territorio, ya que está siendo obstruida la libre circulación, afectando su dinámica social y laboral, trayendo riesgos para el ambiente y la salud. En este marco hablamos con Mary, vecina de barrio 12 de Julio, integrante de las asambleas locales y vendedora ambulante.

Por Lautaro Palacios |

🕒 6 minutos de lectura

En la zona noroeste de la Ciudad de Córdoba, saliendo del anillo de Circunvalación, hace casi dos meses la empresa GAMA S.A. levanta muros de hormigón, que impactan en la circulación de barrios aledaños como Policial, Nueva Esperanza, 12 de Julio, Villa Cornú Anexo, Villa 2-31, Sol Naciente, Autódromo y Cerrito.

Los terrenos que GAMA está cerrando, son loteos de su propiedad destinados a crear los barrios Norte 1 y Norte 2. Las principales afectadas, serían entre 800 y 900 familias que viven en los barrios Nueva Esperanza y 12 de Julio.

Lo que el negocio construye en poco tiempo con la facilidad del poder económico y la impunidad, a las familias excluidas les cuesta años, por eso se oponen a estas obras y reclaman una respuesta al Estado. En este marco, desde las asambleas barriales invitaron formal y públicamente a funcionarios del Gobierno Nacional, Provincial y Municipal.

Una de las vecinas, Mary, integrante de la Asamblea barrial de 12 de Julio y Nueva Esperanza, es vendedora ambulante: "conozco todas calles de nuestro barrio y nos organizamos con otras compañeras para vender" cuenta a este medio. Junto a más vecines se organizan para reclamar por la problemática de los muros: "queremos que se haga cargo la persona que amuralla ilegalmente y el funcionario que le firma este permiso para hacer tal acción".

Mientras hablamos se encontraba en la Plaza Cornú Anexo, durante una actividad con radio abierta, donde más vecines de los barrios colindantes se sumaron esperando que algún responsable del Gobierno se acerque: "estuvimos cuatro semanas esperándoles y no nos dieron ninguna respuesta". Hace una semana, la excusa había sido que no llegó ninguna nota formal, y por eso no habían venido: "entonces, la nota formal les entró el día lunes tanto a la Municipalidad, como la Provincia y Nación. Se hizo presente la gente de Mejoramiento Urbano que está trabajando dentro del barrio, pero de los funcionarios no vino nadie".

"Nosotras hicimos un barrio"

La organización comunitaria en el sector no comenzó con la problemática. Mary cuenta que 12 de Julio y Nueva Esperanza fueron levantados en 2012 con las propias manos de quienes los habitan: "El tema nace con el muro que está del lado derecho de nuestro barrio, donde hay un amurallamiento de chapa y vivían aproximadamente 80 familias". En aquel entonces, GAMA llevó máquinas para demoler las casas: "ahí empieza la lucha fuerte de las vecinas, porque no tenían donde vivir, entonces toman posesión en esta tierra de barrio 12 Julio y Nueva Esperanza. Se empieza a sumar mucha más gente con problemas habitacionales, a la que jamás nadie les ayudó a solucionar sus problemas de vivienda" explica.

A pulmón, con asambleas barriales y trabajo colectivo, el barrio se fue levantando, "abriendo calles, haciendo veredas, poniendo el agua, la luz. Había un delegado por cuadra viendo si hacían falta postes, cables. y así se iban poniendo los servicios. Este año -desde Municipalidad- vinieron a anunciar obras de agua, luz, alumbrado público y cordón cuneta, obras que ya teníamos, la moneda la pusimos nosotros. Tenemos una plaza, un salón comunitario, todo lo que necesita un barrio y ellos no nos lo dieron" aclaró la vecina.

Además de los muros de GAMA, se sumó la problemática de un lotengo, parte de un Plan Hogar Clase Media, por el cual les pusieron más alambrados a la vuelta: "No queremos que nos acorralen, que vengan a arruinar lo tan hermoso que es nuestro barrio. La verdad no nos imaginamos con esos muros".

"Vamos a luchar hasta que caigan".

"Tenemos mucha gente laburante que entra y sale, de la salud pública, los colegios, los dispensarios", siguió contando Mary un tanto apenada.

El riesgo de contaminación

Mary cuenta que durante la construcción del barrio trabajaron mucho limpiando, "erradicando basurales y basurales, poniéndolo hermoso". Pero estos muros, además de la circulación, también amenazan al ambiente y la salud de la comunidad, ya que el cemento "obstruye dos accesos fluviales que tienen acceso a la laguna de contención que da a los loteos. Ellos al amurallar van a hacer que quede el agua estancada".

Asimismo, "hay gente que tuvo problemas porque durante siete u ocho años se inundaron las calles al fondo; ahora van a amurallar, van a inaugurar una obra que a nosotros no nos va a servir para nada, va a quedar todo inundado, todo estancado, mugre, yuyos, piedra" explica indignada.

"Son ilegales"

Según pudieron averiguar las vecinas, la empresa no cuenta con habilitación para realizar estas obras, ya que incumplen ordenanzas municipales. Por ejemplo, según el art. 147 de la ordenanza municipal 12.729, el propietario de los terrenos al urbanizar debe donar al dominio público las superficies destinadas a espacios verdes y calles. Sin embargo, "esto no es country, no es barrio privado, es un loteo de GAMA".

Poner un muro, tapar la pobreza

Por parte de la empresa aparecen excusas sobre las murallas como "seguridad" para su emprendimiento, lo cual evidencia un claro sesgo de clase que excluye al pobre y alimenta la figura de peligrosidad: "ellos dicen que los muros representan seguridad, pero ¿qué seguridad? Seguridad para ellos. Nosotros siempre vivimos con el barrio abierto y nunca tuvimos problemas. Problemas de inseguridad hay en todos lados, en todo Córdoba, en toda Argentina".

Por el contrario, el impacto afecta a los vínculos que se construyen en el territorio: "Ellos lo que quieren es romper los lazos sociales. Acá hacen falta otras políticas, en educación, trabajo. Poner un muro para tapar la cara de la pobreza sale bien barato. Lo que ellos no entienden, es que no tenemos vergüenza de lo que somos, vivimos nuestra vida con muchísima dignidad. No nos vamos a dejar amurallar".

"¿Por qué tienen ese derecho que les da el poder de plantarnos un muro y dividir pobres de ricos? Si somos todos seres humanos"

Los prejuicios de los empresarios, implican el desconocimiento de quienes habitan el sector, su historia, sus trayectorias, lo cual impacta también en lo laboral: "Tengo vecinas que se dedican a limpiar y cuando nos pusieron el primer muro decíamos: vienen a buscar empleadas a nuestro barrio, porque están cerca y no fallan, tienen buena conducta, y las amurallan. Pero después de todas maneras la gente se vincula con nosotras".

Si no vienen a donde estamos nosotras, iremos hacia donde están ellos

La situación es un ejemplo de lo que se conoce como extractivismo inmobiliario, donde la especulación expulsa, aglutina riquezas, se apropia de lo público y provoca daños ambientales, a través de una degradación institucional y social. Aquí no existe lugar para la participación en el diseño de políticas de planeamiento urbano, ya que de antemano no hay intención por parte del Estado de que así sea.*

Por eso, ante la negligencia de los funcionarios y los intereses desarrollistas, les vecines se encuentran organizades. Querían invitaciones formales, "y eso fue lo que hicimos, elevamos firmas, elevamos notas, se abrieron expedientes y después pensar una acción, ya que si no vienen a donde estamos nosotros, bueno, iremos hacia donde están ellos".

Por lo pronto realizarán otra actividad para reencontrarse en el barrio el día domingo. Pero no descartan una movilización para defender sus derechos a la libre circulación, sus vínculos y proyectos de vida, la salud y el ambiente de sus territorios.

* Maristella Svampa y Enrique Viale. 2014. Maldesarrollo. Capítulo 6: Las formas del urbanismo neoliberal.

Foto de portada: Asamblea de Vecines.

También te puede interesar:

Lautaro Palacios

Estudiante del Profesorado en Psicología y transita el tramo final de la Licenciatura en Psicología - Universidad Nacional de Córdoba.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram