En el marco del encuentro de Derechos Lingüísticos como Derechos Humanos, llega a su punto álgido el ciclo de arte “Malas Lenguas” que tiene lugar en distintos puntos de la ciudad como el Instituto de Cultura Aborigen, el centro cultural Bastón del Moro, el Museo de Antropología, el Sindicato de Luz y Fuerza, Casa Repúblico, entre otros.

Por Cati Caramuti para Enfant Terrible

El Congreso Internacional de la Lengua Española llegó a Córdoba sin demoras como la que tuvo el rey de España. En la página del CILE las instituciones organizadoras, entre ellas la RAE, explican que pretenden “avivar la conciencia de corresponsabilidad de gobiernos, instituciones y personas en la promoción y unidad de la lengua”. Precisamente del otro lado de la unidad de la lengua se posiciona el I Encuentro Internacional: Derechos Lingüísticos como Derechos Humanos organizado por la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC, que ya en su manifiesto advierte:

“Nos posicionamos abiertamente en contra de toda celebración del multilingüismo y el multiculturalismo que obture la comprensión de las violencias y desiguales relaciones de fuerza que están en su base; en contra de toda celebración de la alteridad que, sin embargo, busca ordenarla y nombrarla de acuerdo a posiciones de poder existentes”.

En el marco de este Encuentro de Derechos Lingüísticos que propone pensar la lengua desde un lugar emancipador, un grupo de artistas se reúne para organizar el ciclo “Malas Lenguas”. Conversamos con Ciro Del Barco, integrante de la comisión organizadora del ciclo que comenzó a principios de marzo pero que hoy alcanza su punto álgido. El artista nos habla de la importancia del lenguaje en el campo del arte y afirma que el mismo “no solo es una herramienta para llamar las cosas, sino que el modo en que llamamos las cosas construye nuestras identidades”.

En ese sentido, las actividades propuestas por el ciclo aglutinan artistas de diversas índoles que buscan despegarse del sentimiento sumiso del gobierno y los medios frente a la llegada del rey. El arribo pomposo de quien viene a festejar en su colonia, buscando reforzar su dominio no sólo sobre el campo económico sino también en un plano identitario como lo es el lenguaje. “Malas lenguas además de ser una serie de actividades artísticas es un gesto político de un sector amplio de la sociedad que no se siente identificado con los oficialismos actuales” cuenta Ciro.

La gran repercusión y convocatoria que está teniendo “Malas Lenguas” en la ciudad de Córdoba es una demostración de que pensar nuevas formas de independencia a través de las lenguas es una lucha en pugna. Su organizador reflexiona sobre ello:  “En el fondo tal vez la independencia no se ha alcanzado realmente. Nos hemos independizado de palabra pero seguimos siendo una colonia de alguna manera”.

Programacion: https://ffyh.unc.edu.ar/derechoslinguisticos/malas-lenguas-programacion/

¡Compartílo en las redes!

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.
Cerrar