fbpx

La muerte de dos mujeres en situaciones poco claras en la noche del viernes ha desatado la polémica sobre la inhumana situación que viven lxs reclusxs en los pabellones de la cárcel de Bouwer. Esta mañana organizaciones sociales se han concentrado frente a Tribunales II para denunciar junto a lxs familiarxs de lxs internxs que, la tortura, la falta de atención médica, las palizas y el hacinamiento son prácticas recurrentes del Servicio Penitenciario de Córdoba (SPC).

Elsa Medina y Janet López han sido las últimas víctimas fatales que se ha cobrado el sistema penitenciario en Córdoba. Con la consigna #NiUnaMenos en las Cárceles, familiares de reclusxs junto con organizaciones sociales y antirrepresivas como el Correpi o la Marcha de la Gorra, se han manifestado esta mañana ante Tribunales II para exigir justicia, y denunciar la situación que se vive tras los muros de las cárceles.

«Antes de ser trasladada al hospital, mí mamá tuvo un ACV. Tenía problemas de tiroides (…) Adentro, ella estaba deshidratada y ni suero tenía» declaró a La Nueva Mañana, Soledad Medina hija de una de las fallecidas.

En el marco de la manifestación, familiares de las mujeres fallecidas radicaron denuncias penales contra el titular del Servicio Penitenciario de Córdoba Juan Bouvier, y contra varixs de sus subalternos. 
«Es una vergüenza el trato que le han dado a los familiares, hay cosas dudosas» declaró el abogado de lxs familiares

¡Compartílo en las redes!

Santiago Torrado

Menorquín en Argentina. Fotógrafx documental. Discuto política a los gritos y tengo un perro que se llama Lupo.
Cerrar