Presencialidad o virtualidad: la educación como factor de contagio

El elevado número de casos positivos de covid-19 que se registraron en los últimos tres dias ponen nuevamente sobre la mesa la discusión educativa: ¿qué hacer con las escuelas? ¿Son los establecimientos educativos un vector de contagio? Entre propuestas de virtualidad y presencialidad, las unidades de terapia intensiva continúan su ritmo lento pero inexorable hacia el colapso

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 4 minutos de lectura

El tema de las clases presenciales continúa siendo un tema de discusión, más aún hoy con el número de contagios que no paran de aumentar. En su momento, el Ministerio de Educación de Córdoba público el "Protocolo y recomendaciones integrales para el cuidado de la salud ante la reapertura de centros educativos" para implementar la nueva modalidad combinada, entre lo presencial y lo digital. Más allá de esto, para ese entonces y hasta ahora, el gobierno no ha diseñado un plan integral de fortalecimiento escolar en materia idílica, sanitaria y/o digital para garantizar que esta nueva modalidad funcione, y por supuesto, los protocolos se vuelven letra muerta.

Ahora bien, a partir del sistema Cuidar Escuelas desde el Ministerio de Educación de la Nación publicaron las estadísticas de los contagios en los establecimientos educativos. Relevados 5.926 escuelas todo el país, se pudo calcular que el 0,16% del estudiantado se contagió, mientras que del personal docente el 1,03%. Al notar que no las cifras no son altas, algunos medios y el mismo Gobierno Provincial salieron a defender la presencialidad por la presencialidad diciendo que "las escuelas no son focos de contagios", desde una mirada sesgada y superficial sobre una problemática que merece más compromiso a la hora de realizar tales afirmaciones.

Más allá de que las cifras registradas no sean altas, no se puede desconocer el contexto en el cual se registran, ni menos aún, tener en cuenta solamente a "las escuelas" como factores de contagio. Sobre este punto charlamos con el docente en Punilla y delegado de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba Gabriel Correa, quien se refirió a este punto: "el problema no es la escuela sola, sino lo que pasa alrededor, porque los chicas y las chicas no es que caen a la escuela sin pasar por ningún lado. Las burbujas o los grupos se rompen todo el tiempo. Yo trabajo en un secundario en San Roque y para llegar tenes que tomar el colectivo de La Calera que viene lleno y con las ventanillas cerradas donde viajan estudiantes, docentes y público en general".

Este modo de tratar una problemática tan compleja Gabriel le llama "una política focalizadora" y piensa en "la escuela es una construcción social y de vínculo inter-relacional con otros espacios y otras instituciones o servicios como son los dispensarios, el transporte público, los merenderos". Es decir, no se puede analizar a "la escuela" de manera aislada.

Otro punto que se desconoce al momento de enaltecer la presencialidad y que desde el inicio de las clases a comienzo de año no se había garantizado, es la falta de cobertura de cargos vacantes para garantizar la presencialidad, sumado a los salarios bajos y escasos recursos del personal ya contratado. En relación a este punto, Gabriel nos contó que: "a nosotros no están pidiendo que dividamos en cargos en turno porque no quieren cubrir un cargo de preceptor en el turno tarde. La conducción de UEPC está avalando todas estas prácticas; es más, hasta hace poco salió una resolución diciendo que la gente que era de riesgo no podía tomar horas, por ejemplo las mujeres embarazadas, vulnerando un derecho a nivel nacional".

La situación se complejiza más si tenemos en cuenta el escenario de contagios y la posibilidad de suspender las clases, ya que implicaría retomar la discusión sobre brecha digital y tecnológica a la que asistimos desde un principio. Este punto lleva a algunos sectores a argumentar que la solución es la digitalidad total del sistema educativo, algo que se conoce como classroom propuesto por Google, lo cual entra de lleno en discusiones políticas y pedagógicas sobre qué educación queremos y en qué educación confiamos para nuestra sociedad. Además, ¿quiénes acceden (o no) a esa educación? Podemos referirnos también a las condiciones laborales y la salud del personal docente que debe contener muchas veces no sólo a estudiantes, sino también a los adultos responsables del cuidado.

Mirando lo concreto, ni el gobierno provincial ni la conducción de la UEPC han podido reforzar el sistema de acceso a los insumos o condiciones necesarias para una escolaridad "mixta" entre lo presencial y lo virtual, ni tampoco se ha visto predisposición de garantizar que tanto el personal docente como estudiantes tenga un acceso seguro y continuo a la escolaridad o de condiciones laborales. Mientras no haya un plan integral de trabajo que aborde la complejidad y se siga actuando sobre la hora, la situación estará lejos de resolverse.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

#NoEstamosAjenxs #EconomíaComunitaria

Frente a la crisis que instaura el COVID-19, desde Enfant Terrible habilitamos un espacio que pueda nuclear a los emprendimientos locales de Córdoba.

Seguí leyendo 🙌
searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram