Trabajadores de la Coopi se encadenaron frente a la Legislatura de Córdoba

Esta mañana el Sindicato del Personal de Obras Sanitarias y trabajadores de la Coopi se encadenaron a la Legislatura de Córdoba para exigir que el gobierno intervenga en el conflicto con el Municipio de Carlos Paz que busca privatizar los servicios esenciales. "La intención es solicitarle a los legisladores que sean intermediarios en un pedido al Gobernador para que intervenga directamente (...) los servicios esenciales no pueden estar en manos de la tasa de ganancia empresarial, que los empresarios hagan negocios en otro lado, pero en lo que tiene que ver con el ambiente y los recursos naturales, ahí el desarrollo sólo es sustentable si lo pensamos desde la economía social" compartió Gustavo Valdés, Secretario General de Sipos a Enfant Terrible.

Por Lautaro Palacios |

🕒 4 minutos de lectura

Esta mañana, trabajadores integrades en el Sindicato del Personal de Obras Sanitarias (SIPOS) se encadenaron frente a la Legislatura de Córdoba para pedirle al Gobernador que intervenga ante el intento de privatización de la Coopertativa Integral Regional de Provisión de Servicios Públicos, Vivienda y Consumo Limitada (Coopi) en Carlos Paz. Esto último es impulsado por el Municipio de la localidad, a cargo del intendente radical Daniel Gómez Gesteira.

Gustavo Valdés, secretario general del Sipos contó a Enfant Terrible: "En una de las últimas audiencias del Ministerio de Trabajo, el Municipio ha manifestado que va a seguir firme con su decisión y no va a tomar a ningún trabajador ni trabajadora. Estamos frente a la Legislatura esperando que las autoridades de la Legislatura Unicameral nos reciban, y la intención es solicitarle a los legisladores que sean intermediarios en un pedido al Gobernador para que intervenga directamente. Más allá de que el conflicto esté situado territorialmente en Carlos Paz y que afecta a la región de Punilla, somos todos trabajadores y ciudadanos de Córdoba".

El conflicto con la Municipalidad comenzó en el 2016 cuando el anterior intendente Esteban Avilés (CPU) intentó municipalizar la Coopi por pedido de una ordenanza al Consejo de representantes de Carlos Paz. Al no conseguirlo por estos medios, avanzó con un cuestionable decreto que fue judicializado por la Cooperativa. Hace unas semanas la Corte Suprema decidió no admitir el recurso de la Cooperativa, dándole luz verde al Municipio para avanzar con su decisión.

La Coopi presta sus servicios hace 57 años a la localidad de Carlos Paz, donde no solamente realiza el manteniemiento de las aguas cloacales y brinda servicios de agua potable y gas; también posee bancos de sangre, realiza eventos culturales y mantiene vínculo con la ciudadanía que abre las puertas a la participación de la región.

Pablo Romano es ingeniero civil y hace 3 años trabaja en la Coopi. Al momento de hablar con él estaba rodeado en su cintura y muñecas por unas cadenas. "Me encadeno porque 240 trabajadores directos, y en total 400 indirectos, tenemos en riesgo nuestro trabajo. Lo hago por mis compañeros, hay gente que tiene 25 años de servicios, está a punto de jubilarse y los tratan como un trapo. La mejor respuesta que tuvimos del Estado Municipal es que quedaban sólo 50 compañeros. Es imposible que cedamos a una situación así, aparte que el servicio que brinda la Cooperativa es excelente, dicho por los vecinos y también aceptados por ellos mismos, osea que esto es un capricho del ex intendente y el actual".

En ocubre del año pasado se declaró la emergencia hídrica en la región de Punilla y a Carlos Paz llegó la alerta roja. La Coopi no solamente brinda un servicio de calidad, además está gestionada por las propias personas que habitan el territorio y realizan un monitoreo integral del servicio del agua, de esta forma no es percibida como un negocio por trabajadorxs, sino como un bien. Sobre esto, Gustavo reflexionaba sobre el contexto actual, atravesado no sólo por una crisis sanitaria a nivel global, sino también hídrica a nivel local: "está claro que en la post-pandemia hay que construir una nueva realidad, que no tiene que ver con el dinero como interés o valor supremo. En ese sentido, la Cooperativa como herramienta de la economía social, mira a la autogestión para la satisfacción de necesidades comunes y la generación del trabajo a través de la gestión comunitaria. Es el momento de reconstruir nuestro planeta y de habitarlo desde una perspectiva distinta, no desde la capitalista".

"Los servicios esenciales no pueden estar en manos de la tasa de ganancia empresarial, que los empresarios hagan negocios en otro lado, pero en lo que tiene que ver con el ambiente y los recursos naturales, ahí el desarrollo sólo es sustentable si lo pensamos desde la economía social".

Sobre este punto, Pablo compartió que "la Cooperativa no lo trata como un negocio, y si en algún caso tiene ganancia se reinvierte en redes, en equipamientos para la cooperativa, el concepto es totalmente otro y eso es lo que me lleva a luchar con más fuerza. Esta Cooperativa no puede desaparecer, porque tiene un carácter social que cruza a toda la ciudadanía".

También te puede interesar:

Lautaro Palacios

Estudiante en la Universidad Pública. Paleontólogo frustrado. Amante del Señor de los Anillos.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

#NoEstamosAjenxs #EconomíaComunitaria

Frente a la crisis que instaura el COVID-19, desde Enfant Terrible habilitamos un espacio que pueda nuclear a los emprendimientos locales de Córdoba.

Seguí leyendo 🙌
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram