El pueblo toma Amargo Obrero

Nació hace 130 años en la ciudad de Rosario. Desde entonces viene acompañando las mesas de los barrios argentinos y vigente con su claro matiz representativo de las clases populares. En junio del 2017 fue declarado "Patrimonio Cultural de la ciudad" de Rosario por ser "el aperitivo elaborado por y para la clase trabajadora argentina".

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 2 minutos de lectura

El boca en boca indica que a principios del siglo XX las clases burguesas argetninas tomaban aperitivos dulces. Por el contrario, en la destilería de Pedro Calatroni y Hércules Antonio Tacconi se dio forma a una bebida amarga que poco a poco ganó los paladares de las clases populares. Aquella fórmula traída por inmigrantes italianos, es todavía hoy un aperitivo muy consumido, elaborado a base de hierbas aromáticas serranas y del litoral como la carqueja, la manzanilla y la muña muña. 

El aperitivo del pueblo

Una bebida fuerte, amarga y contundente. Llena de simbología. Poder beber el gusto de la historia, el sabor de luchas de trabajadores y trabajadoras del siglo diecinueve. Las claves de su éxito no solo fue la originalidad de su sabor, sino también el diseño de su etiqueta: el Amargo en letras negras y el Obrero en letras rojas. Las ilustraciones de la hoz, las espigas de trigo, un puño en alto, un sujeto trabajando en el campo y un sol naciente encarnando el nacimiento de una nueva nación.

Con la gran crisis vitivinícola de 1950, los pedidos de Amargo Obrero se dispararon. En las grandes campañas de publicidad el eslogan marcaba posición: "el aperitivo del pueblo argentino".  Llaveros, almanaques y ceniceros de lata rojos y negros. Todo el "merchandising" popular y nacional.

En junio del 2017, un decreto unánime del Consejo Deliberante de Rosario declara al Amargo Obrero "Patrimonio Cultural de la ciudad". El decreto se pronuncia: “esta bebida fue una reacción a las bebidas dulces que bebían las clases burguesas”. Una creación en alusión al sindicalismo anarquista pero que “luego en el tiempo fue adoptado por el peronismo, constituyéndose en un símbolo de ese partido político, que lo identificó como el aperitivo elaborado por y para la clase trabajadora argentina”.

El Amargo Obrero será siempre un nombre que forma parte de la geografía de nuestra infancia. Automáticamente nos lleva al barrio, a un recuerdo familiar, al almuerzo o la cena. Nos recuerda algún vecinx, amigx, un amorio, al bar o al club.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram