Por Pita Fernandez –  Entrevista para Enfant Terrible

Un/a transeúnte es una persona que está de paso, un/a residente poco temporal, alguien que se traslada de un lugar a otro y no se detiene a observar lo que sucede alrededor. Nos transformamos en transeúntes digitales de la ciudad que se nos cae, nuestra percepción es un scroll: deslizamiento unidireccional de la vista. Sin embargo, en las calles de Córdoba si podemos interrumpir la inercia del nuestro sistema operativo (además de caer por veredas rotas): mirar paredes.

 Juntarse, agarrar un látex de pintura y zarpar de tags la calle, llega a ser una sensación, un cable a tierra, un estilo de vida y hasta de supervivencia para los TENACES Crew. Un grupo de pibes grafiteros (19 a 23 años), que se formaron en 2012 con un solo objetivo: pintar su nombre en todas partes de la ciudad. Los TNCS dibujan piezas estridentes y de tamaño real en diversas superficies como paredes, chapas, conteiners de demolición, trenes, camiones y casas abandonadas. Éste año se expandieron y llevaron sus consonantes hacia otras localidades como Valencia, San Andrés, Chile, Bs. As y Mendoza.

¿Por qué Tenaces?

TNCS: Tenaz viene del latín tenax -acis y significa ser perseverante, perseguir tus sueños. También es algo que no se puede quebrar, siempre vuelve a su forma. La tenacidad del material. De pintar tanto las mismas letras, cansaron. Entonces buscamos otras variables para pintar el nombre como tenai, tanas, tenax, tenar. Vos te das cuenta que somos nosotros.

¿Cuáles serían las características que debe tener el sitio para hacer un grafiti?

RADE: Por ahí, me gustan más las casas abandonadas o paredes bien feas. Podes hacer cosas raras. También las puertas que se conectan con ventanas. Los que pintan más producidos, les gusta más una pared lisa. A mí me gusta ser más destructivo.

TECNO: Los lugares que son casa antiguas o que tienen tapeadas las puertas, me vuelve loco. O sea, hacerlo en todo terreno.

ASONE: yo deje de pintar y cuando empecé la facu, dejé de ver paredes. Pero, cuando empezás a pintar de vuelta, miras por todos lados. Me tomo un colectivo y decís “no, a esta pared no la vi”, lugares medios abandonados o una chapa que decía demolición y la chapa estaba hace años. Entonces lo pinto y le da otra imagen al lugar. Esta bueno transformar lugares.

¿El grafiti es arte callejero?

RADE: Ni siquiera lo considero arte, es una sensación. Está conectado a la calle, a la ciudad. No es algo que quiere expresar algo. Es más bien el nombre del grupo puesto y de dónde está, los colores que tiene, hasta el momento del día que lo ves. Es como si fuera una película.

TECNO: Es otro concepto. El street art es artístico, busca más armonía  y te hacen un dibujo abstracto. El grafiti es muy simple: un nombre que vos lo repetís en un montón de lugares y más que nada, es una pelea entre egos. Porque si vos escribís tu nombre o el de tu grupo es porque vos te sentís identificado, es parte de vos. Me gusta mucho ir por la calle y ver mi nombre, me encanta.

CISKO: El grafiti tiene eso de crudo comparado con el street art. Quizás se pintan un murito lindo y queda ahí y están felices. Nosotros queremos estar en todos lados, tener piezas producidas y que la gente lo vea.

ASONE: Hay piezas que las pintamos en 5 minutos y son mas vándalas, hay otras que gastamos plata, es una inversión. Para mí es como tener obras en la calle.

El grafiti aún se considera vandalismo, ¿qué es lo más jugado que pasaron?

TECNO: Cada uno tuvo etapas diferentes. Yo pinte mucho hasta 2016 y por el grafiti me comí un quilombo con la policía y dije “ya está, tengo que frenar”. Cuando estaba en los TKM, con Oster y el Marea, fuimos a un tren en Córdoba que ya habíamos ido a pintar. La vimos fácil la primera vez que estuvimos, una hora pintando y pensamos que no pasaba nada. Volvimos después, pintamos un vagón de arriba abajo, de una punta a la otra. Estábamos contentos, sacando fotos y cuando salimos, viene un policía atrás nuestro, empezamos a correr y tiró tiros al piso. Corrí cinco cuadras y ya no daba más, llegaron móviles de todos lados y fue un bardo. En mi casa me dijeron“si vos pintas te tenés que ir”. Entonces, pensé que ya había llegado al punto máximo, ya hice todo lo que quería con el grafiti. Pero no, hay un montón de paredes y chapas donde tiene que estar mi nombre y no me veo ahí, ni ahí, ni allá. Si bien veo lo que pinto, veo más lo que no pinto. Y eso me motiva a seguir.

ASONE: Es una cosa de poner tu nombre en todos lados, ¡es una locura! El grafiti empieza desde chico. Éramos pendejos y mandados. Yo me metí en una fábrica gigante abandonada en San Vicente. Llegamos al lugar, subimos unas escaleras, estábamos pintando y de repente estábamos escuchamos un ruido y en la única puerta para salir y había un chabón con escopeta. Nos robó y nos dijo: “salgan por la ventana”. El grafiti es la calle. Capaz que estuviste pintando algo re tranqui o quizás te pasan cosas como esas. Es una ruleta rusa.

RADE: Es lo que decidís hacer. Hay una parte en el grafiti que es más “turbia”, cuando empezas a implicarte con trenes o cosas federales, cosas más serias. Es un cambio de vida, porque te puede pegar un tiro por estar pintando. Mis compañeros han pintado y la han pasado mal. Tecno una vuelta, se encontró un chabón que estaba ahorcado en la costanera. Yo he visto muertos a las 4 de la mañana taguiando. Por más que la pases mal, después lo recordás y decís “vale la pena, te hace sentir vivo”.

¿Cómo se financian para pintar?

ASONE: Todo es autogestión. A veces con uno y otro laburito, garpas la pintura. Siempre intentamos brillar pintura. Pero si querés comprar 5 latas son mil pe. Por eso, cuando no tenés plata y… no podes pintar. Córdoba  es muy grande, nos faltan miles de lugares. Hace dos o tres años atrás, teníamos cinco piezas y éste año volvimos a pintar con toda. Acá en Córdoba no hay muchos que pinten. Entonces tratamos de apoyarnos. Intentamos retroalimentarnos nosotros. Como un grupo, como una Crew.

TECNO: La calle te provee de muchas cosas. Vas caminando y te encontrás un tarro de latex que tiene un poco, de ahí encontrás otro, y conseguís al menos, para hacer un relleno de grafiti. Porque sale de nuestros bolsillos, entonces tenes que buscar la forma. A veces hemos pintado con latex podrido, pero con tal de pintar, está todo bien. Con brea. ¿Viste las membranas del techo?, la diluís en nafta o lo que sea y te hace un negro.

CISKO: Te tiene que gustar mucho, gastamos mucha plata para salir a pintar, algo que capaz que al otro día te lo borran. Es cuestión de salir, de animarse. Hoy podes ver mucho grafiti en internet, pero al fin y al cabo es la calle la que dice quien pinta y quien no.

¿Hasta dónde llega TNCS?

TNCS: Queremos llenar de Tenaces Córdoba. Ser la Crew más reconocida de Argentina. No ser conocidos solo por Instagram, sino que salgan a la calle y que nos vean.

¡Compartílo en las redes!

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.
Cerrar