Movilización indígena en Córdoba, un llamado de nuestros ancestros

El próximo viernes 17/09 se realizará la primer movilización histórica de los pueblos indígenas que habitan la provincia de Córdoba. Desde las 15 horas con ceremonia, intervenciones y una caminata desde Plaza Comechingón (ex Plaza Colón) hasta Patio olmos, denunciarán la violencia que atraviesan, reclamando respeto por sus derechos ancestrales. Enfant Terrible dialogó con Marina, mujer indígena comechingona de la comunidad de Chavascate, Cerro Azul: "somos 36 comunidades en la provincia que nos juntamos para poder visibilizar la violencia y para hacer reclamo de nuestros derechos".

Por Lautaro Palacios |

🕒 6 minutos de lectura

Este viernes 17/09 desde las 15hs en la Plaza Comechingón (ex Plaza Colón), comunidades indígenas de los Pueblos Nación Camichingón, Ranqvlche y Sanavirón que habitan la provincia de Córdoba realizarán una ceremonia con radio abierta e intervenciones artísticas. Luego habrá una caminata hasta el Patio Olmos, que terminará con música en vivo. Estas actividades se llevarán a cabo a raíz de amenazas y hechos concretos de violencia que hace años sufren las familias de las comunidades, como en el reciente caso de Pluma Blanca, así como Ticas, Camchira y Plaza Cacique Tulián, con disparos sobre sus viviendas, violencia de género y matanza de animales.

Asimismo, la provincia de Córdoba atraviesa momentos críticos en términos de avanzada del negocio inmobiliario, con incendios intencionales y desmonte en trazados sobre rutas y autovías o barrios privados. En una conferencia de prensa realizada el pasado 30 de agosto por la comunidad Ticas en Bialet Massé, caracterizaron estas acciones como modus operandis para liberar los territorios y realizar emprendimientos extractivistas. De esta manera, se arrasan espacios ancestrales sin respetar los derechos reconocidos por el Estado argentino hacia los pueblos indígenas, como la Ley Nacional 25.743 sancionada en el año 2003, destinada a la protección del patrimonio arqueológico y paleontológico, que otorga categoría de patrimonio humanitario a todo vestigio arqueológico, como también postula un constante y necesario diálogo entre estado, comunidad local y comunidades originarias.

En este marco hablamos con Marina, mujer indígena comechingona integrante de la comunidad de Chavascate, Cerro Azul, ubicada cuarenta kilómetros hacia el norte de la Ciudad de Córdoba. Según comentó Marina, su comunidad es pluri étnica y está conformada hace poco y solo por mujeres, comechingonas, coyas, diaguita-calchaquí y mapuche.

-¿También han sufrido agresiones en su territorio?

-Hace un par de años vengo recibiendo bastante agresiones. Lo más jodido que me sucedió es que apareció un policía diciendo que había comprado el lote donde estoy viviendo hace más de 21 años. Le decía que por más que él tenga escritura, esto lo debíamos resolver en otra instancia, pero siguió apareciendo con otra gente y nos rompieron la casita donde teníamos las herramientas, la moto, tiraron todo a la calle. Hicimos las denuncias correspondientes y después de dos años, recién este año lo imputaron al policía, le sacaron el arma. Ahora se va todo a juicio, pero llevó un montón de tiempo para que los policías de la zona me dieran bola, me dieran el nombre del policía, hice un montón de denuncias en fiscalía.

En esta zona están declarando tres sitios arqueológicos por todo el trabajo que venimos haciendo hace años para la conservación tanto del ambiente como del territorio, con las municipalidades, con la Agencia Córdoba Cultura, los vecinos de las comunidades. En Cerro Azul, vivo frente a un antigal -un cementerio indígena-, por eso soy guardiana del lugar. Son 127 hectáreas, donde desde el año 30 o 40, terratenientes de apellido Rodríguez y Bolaños hicieron escrituras por un complejo de mil lotes.

-Marina comentó que la situación se agrava en la comunidad comechingona Pluma Blanca, emplazada a ocho kilómetro de Chavascate, camino a Candonga, donde en estos momentos se realiza un acampe para acompañar y resguardar la seguridad de la familia López, dueña ancestral de las 147 hectáreas, declaradas sitio arqueológico por ser también un antigal. Hace unas semanas, sicarios instalaron explosivos en sus casas, dispararon y mataron a uno de sus perros, buscando que dejen sus tierras codiciadas por empresarios, ya que están en medio de dos canteras y sobre un emprendimiento de countrys.

Acampe en Pluma Blanca. Imagen cortesía.

-Hace como tres años venimos acompañando en todo el proceso de personería jurídica de Pluma Blanca, y recién ahora la abogada pudo lograr que fiscalía les ponga una custodia policial las 24 horas, pero así y todo -los custodios- no van. Lo que es Sierras Chicas y Punilla es muy codiciado por empresarios con mucho poder económico y político, y nosotros ahí solos en medio de la nada. En nuestra zona lo que tenemos son canteras y todas están funcionando, algunas para el Gobierno de Córdoba, otras Santa Fe, Rosario y a nivel nacional también, porque están haciendo las rutas con nuestra montaña.

Son movidas políticas sobre tierras que nos robaron a nosotros que no teníamos escrituras, porque no hacían falta. Esto pasa en las comunidades de todo Argentina, incluso en las que han conseguido escrituras, porque consiguen escrituras truchas donde hacen firmar a los muertos, ponele.

Como hay tanta impunidad en todo esto, quienes toman las decisiones como los jueces, van cajoneando los expedientes porque hay otros intereses. En Córdoba nos estamos organizando para visibilizar nuestros derechos, porque las leyes están, aunque algunas se superponen como la restitución de los espacios óseos, porque la ley nacional (25.517) dice una cosa y la provincial (10.317) otra. Estamos pidiendo que se vuelva a ver porque la provincial es inconstitucional, algo que afecta a todas las comunidades en general, porque es la restitución de nuestros ancestros.

-Son muchos frentes, pero las comunidades involucradas han decidido unirse y movilizarse a Córdoba, donde se encuentra el centro del poder colonial en la provincia, ¿Cómo ven reflejada esta unión en cuanto a lo político y a lo espiritual?

-La espiritualidad está dentro de una cosmovisión política, porque es en las ceremonias donde está nuestra fuerza y donde tomamos las decisiones, ponemos en la mesa las decisiones de nuestros ancestros. Entonces nos hemos unido todos los pueblos de Córdoba después de 500 años, algo que no ha sucedido nunca. Somos 36 comunidades en la provincia que nos juntamos para visibilizar la violencia y para hacer reclamo de nuestros derechos.

Habíamos organizado esta caminata para el 11 de octubre que sería nuestro último día de libertad, pero las situaciones de violencia continuaron cada vez más, entonces vimos la necesidad de adelantarlo. También porque estamos cerca de la luna llena, un momento importante para nosotros.

Nuestra cosmovisión está relacionada con los ciclos naturales de la vida, tratamos de guiarnos por ese sentipensar.

Cada comunidad ha estado haciendo este trabajo que nunca se perdió, se conservó, solamente que no hemos trabajado organizativamente entre todas. Entonces lo que celebramos de todo este conflicto es que nos hemos podido unir, también con nuestros ancestros que están presentes. Creemos que es un llamado de nuestros ancestros.

Quinientos años hemos estado para adentro, así que esto recién empieza. Sabemos que el proceso es largo, pero los emprendimientos y el calentamiento global hace que se aceleren nuestros procesos cuando antes era más lento. Somos treinta y seis (36) casi cuarenta comunidades que vamos a caminar, aunque van apareciendo más.

-Finalizados los comicios legislativos de las PASO, Córdoba ha afianzado su tendencia electoral hacia Juntos por el Cambio, frente político afín y promotor del agronegocio y la privatización de los espacios comunes. Es en este contexto que los pueblos indígenas se posicionan como un actor político, develando la necesidad de un cambio urgente, en una provincia arrasada por la violencia institucional y empresarial.

Contactos:
Marina: +54 9 3525 62-1696
Acompañamiento acampe Pluma Blanca: 03525-621696

También te puede interesar:

Lautaro Palacios

Estudiante del Profesorado en Psicología y transita el tramo final de la Licenciatura en Psicología - Universidad Nacional de Córdoba.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram