Generic selectors
Coincidencias exactas solamente
Buscar por título
Search in content
Buscar por notas

Asesinado por querer comer

Alex Campos tenía 16 años y cazaba liebres con una gomera para paliar el hambre y el abandono cuando fue embestido intencionalmente por la camioneta del estanciero y especulador inmobiliario Rodolfo Sánchez. Murió en el acto mientras Sánchez se negó a llamar a emergencias. "Esto le pasa por venir a robarme: bien muerto está" dijo el terrateniente tras quedar detenido

En el barrio de Guzzeti, en la localidad bonaerense de Cañuelas vivía Alex Campos de 16 años junto a sus hermanos José Luis de 19, Agustín de 21 y sus padres. Era peón de albañil desde hacía pocos días. Trabajaba de lunes a sábado y aún así no lograba garantizar la comida para toda la familia. Por eso era común verlo salir con sus hermanos y sus galgos a cazar liebres con gomera.

Según cuentan vecinos de la zona, muchas veces los hermanos entraban sin querer en campos privados persiguiendo alguna presa. "Normalmente los dueños les gritaban que se fueran y ellos se iban" relataron al medio local Info Cañuelas. Sin embargo la mañana del domingo nadie les gritó que se fueran, el estanciero Pablo Rodolfo Sánchez de 57 años se acercó en su camioneta Dodge RAM a toda velocidad y embistió al joven Alex Campos que murió en el acto.

Agustín y José Luis comenzaron a gritar al empresario que nunca se bajó de la camioneta y amenazó: "Voy a llamar a la Policía y que hagan lo que tengan que hacer. Ahora levántenlo y llévenselo”. Entonces los hermanos Campos llamaron a algunos parientes que no tardaron en aparecer y confirmaron que Alex no tenía pulso.

Cuando llegó la policía bonaerense debió impedir que los familiares de Alex lincharan a Rodolfo que continuaba refugiado en su camioneta importada de cristales tintados. Fue detenido y acusado de homicidio simple. "Eso le pasa por venir a robarme: bien muerto esta" declaró.

Según trascendió horas después de su detención, el estanciero figura inscripto en AFIP vinculado a los juegos de azar y los negocios inmobiliarios. Debe innumerables aportes a sus trabajadores y ha librado numerosos cheques sin fondo.

Por su parte Alex era un joven querido en su barrio. Militaba en el Movimiento Territorial de Liberación vinculado al Partido Comunista y participaba del merendero y de la murga local. "El trabajaba y estudiaba, estaba juntando plata para hacerse una pieza para él. Le había dicho a mi hijo Máximo: negro cuando compré los materiales ¿me das una mano?" Contó a AnRed una vecina del barrio.

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram