Generic selectors
Coincidencias exactas solamente
Buscar por título
Search in content
Buscar por notas

Dar vuelta la página, jamás

25/02/2020

Si algún consenso claro mantiene gran parte de la sociedad argentina, sus organizaciones sociales y políticas, es que durante 1976 y 1983 se produjo un Terrorismo de Estado. Reconocer en esos términos lo que sucedió deja en claro que no fue "inconducta" de algunos, sino que fue un plan sistemático de desaparición forzada, tortura y represión contra lxs que en ese momento se organizaron para transformar la realidad.

Argentina, el país que- como casi ningún otro- condenó a los militares que ejecutaron el úlitmo golpe de Estado. Aunque todavía hay juicios en camino, y muchos partícipes en libertad. Pero los juicios y condenas a los militares motorizados por el gran movimiento de Derechos Humanos logró más que eso, logró la construcción de memoria colectiva, buscar justicia y sobre todo, saber la verdad. Movimiento que supo rechazar el olvido y el perdón. Eso empapó a gran parte de la sociedad que abraza el "Nunca más" con seguridad y convicción.

Alberto Fernández dijo en Campo de Mayo: "Quiero darles la bienvenida a los nuevos jefes y manifestar mi alegría por el hecho de que hoy todos los oficiales y suboficiales son hombres de la democracia, egresaron de sus escuelas en democracia y esto amerita que de una vez por todas demos vuelta la página y celebremos”. El pronunciamiento va en contra de la gran lucha delas abuelas y las madres de Plaza de Mayo que nos dejaron como legado, casi tatuado en la piel, a generaciones y generaciones, de construir y reivindicar "Nunca más".

Dar vuelta la página y pensar el Terrorismo de Estado como "incoductas de algunos" propone simplificar y tapar nuestro pasado, que dejó una herida abierta que no cierra a la fuerza de un punto final y una nueva página. Herida que no cerrará hasta saber que pasó con todxs y cada unx de lxs 30.000 desaparecidxs y los más de 400 bebés robadxs. Si todo está guardado en la memoria, habrá que seguir buscando.

La disculpa de Alberto Fernández

El Presidente dimensionó la gravedad de sus dichos y por eso publicó en su Twitter una disculpa: “Veo que no usé las palabras pertinentes. Disculpas por ello. No quiero que nadie dude de mi compromiso en favor de la Verdad y la Justicia. A lo largo de mi vida, como hombre de derecho que soy, siempre bregué porque impere la ley y el castigo como forma de reparar los delitos de lesa humanidad que se han cometido en perjuicio de los habitantes de nuestra Patria. No quiero pasar por distraído ante la queja justa. Que un error mío no nos divida. Que nadie dude en qué lugar estoy parado."

Del lado Norita de la vida

No hubo que esperar mucho para escuchar la respuesta de Norita Cortiñas: “Yo lamento y rechazo totalmente todas las expresiones del Presidente. No tenía ninguna necesidad de expresarse así, por obligación, por eso pienso que es un negacionista y lo lamento mucho. Según él, tenemos que dar vuelta la hoja y dar por muertos para siempre a nuestros detenidos/desaparecidos, cuando costó más de 40 años la lucha", dijo.

Norita Cortiñas, perteneciente a Madres de Plaza de Mayo- Línea Fundadora, tiene posiciones disidentes respecto a otras organizaciones de Derechos Humanos. De hecho, la Asociación Madres de Plaza de Mayo, respaldó a Alberto: "Sus expresiones fueron muy claras en cuanto a la reivindicación de las Fuerzas nuevas, renovadas, que crearon Néstor, Cristina y Nilda Garré con su modificación de lso planesde estudio y formación militar, y que ya nada tienen que ver con la dictadura, ya que están integradas por personas que nacieron hace 20,30, 35 años".

Norita también rechazó el pedido de reconciliación con las FFAA y exigió seguir investigando los delitos de lesa-humanidad para saber qué pasó con todxs lxs desaparecidxs, y sentenció: "No podemos aceptar dar vuelta la hoja ni cerrar la exigencia de que se abran los archivos y que nos digan qué pasó con todos y cada uno de los detenidos/desaparecidos. Y que los jueces, en lugar de pelearse por un salario, abran también los archivos y digan a quienes entregaron con falsas adopciones a los bebés de las embarazadas y cautivas durante el Terrorismo de Estado. Hay mucho todavía y el Presidente quiere dar todo cerrado y quedarnos en nuestra casa a rezar y llorar y no molestar. Lamento mucho y repudio. Hay que seguir andando porque nadie puede quedar en silencio ante estas declaraciones”

Nuestra tarea deberá ser siempre reivindicar la memoria y contar la verdad. Y como dice la canción:

La memoria apunta hasta matar
a los pueblos que la callan
y no la dejan volar
libre como el viento

Guillermina Huarte

Estudiante de eso que le llaman comunicación social. Lesbiana y feminista con orgullo. Pelea con facilidad. Quisiera que sea verano todo el año. Desconfía y reniega de la astrología.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram