Tras dos años de juicio el general retirado Cesar Milani fue absuelto por el Tribunal Oral de La Rioja por el secuestro y torturas de Pedro y Ramón Olivera (padre e hijo) y Verónica Matta durante la dictadura militar. La secretaría de Derechos Humanos de La Rioja anunció que recurrirán el fallo a la Cámara de Casación. Sobre Milani pesa también una denuncia por enriquecimiento ilícito y otra por la desaparición del conscripto Agapito Ledo en Tucumán.

El que fuera Jefe del Estado Mayor General del Ejército y apadrinado por el kirchnerismo como ejemplo de militar democrático y comprometido con el «proyecto nacional y popular», fue absuelto el pasado viernes por el Tribunal Oral de La Rioja por su participación en el secuestro y torturas de Pedro y Ramón Olivera (padre e hijo) y de Verónica Matta en 1976. Tras un litigio de dos años en los que Cesar Milani ha permanecido detenido en Campo de Mayo (una suerte de cárcel VIP para represores, ubicada dentro de un predio perteneciente a las FFAA), finalmente quedó en libertad ayer por la noche tras una votación dividida del Tribunal integrado por los magistrados Julián Falcucci, Jaime Díaz Gavier (partidarios de la absolución) y Enrique Lilljedahl que votó en disidencia.

Tras conocerse la decisión del tribunal, organismos y referentes de Derechos Humanos repudiaron el fallo y tanto la familia Olivera, como la secretaría de Derechos Humanos de La Rioja anunciaron que apelarán para que la Cámara de Casación revise la sentencia. Desde el inicio del juicio, el ex general denunció ser víctima de una «campaña de difamación», al momento de escuchar el veredicto Milani acudió uniformado y dijo «Estoy tranquilo vistiendo con orgullo el uniforme de la Patria, seguro de que me asiste la verdad y la razón. Espero que a partir de hoy también la Justicia, con un veredicto de absolución que reivindique mi buen nombre y honor».


En 2014 un habeas corpus presentado por la integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Norita Cortiñas solicitó que se llame a declarar al ex general para verificar la existencia vínculos entre Milani, que por entonces era oficial de inteligencia, con la desaparición de su hijo Gustavo Cortiñas. «Él en una declaración imbécil dijo que era muy joven, no era tan joven para mandar a torturar a un pibe y para presenciar torturas de otras personas, como las presenció» declaró la referente. Asimismo el próximo mes de septiembre Milani volverá a ser juzgado por encubrimiento en la causa por la desaparición del conscripto Agapito Ledo.

Un milico de carrera

César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani nació en la ciudad cordobesa de Cosquín. Tras su paso por el Liceo Militar General Paz ingresó al Colegio Militar de la Nación en 1972, ya decidido a convertirse en militar de carrera. Egresó como subteniente en el grado 63 de la promoción de 1975 en el arma de ingenieros, y poco después fue destinado a La Rioja como parte del batallón Ingenieros de Construcción 141 durante los años del terrorismo de estado. En ese período sucedió la desaparición forzada de Pedro Olivera en primer lugar (fue devuelto tras ser torturado y sufrir un ACV durante los tormentos), de Ramón Olivera después (hijo del anterior y querellante en la causa arriba mencionada) y de Verónica Matta.

Poco después, mientras se desarrollaba el Operativo Independencia en la ciudad tucumana de Monteros en 1976, sucede la desaparición forzada de Alberto Agapito Ledo, un conscripto de 20 años conocido por sus pares como ·»El Flaco» y que se desempeñaba como «asistente» o «custodio» de César Milani, aunque en realidad era un aplicado estudiante de Historia. Tras una guardia, Ledo fue requerido por el capitán Sebastián Sanguinetti y nunca más apareció. Milani declararía poco después a la familia de Ledo que el joven había desertado.

Tras la dictadura pasó 8 días bajo arresto por negarse a reprimir el levantamiento carapintada, que en 1987 puso en jaque la débil democracia argentina. A pesar de su cuestionable prontuario, Milani llegó a ser Jefe del Estado Mayor General del Ejército en 2013 tras engrosar una abultada hoja de servicios que incluyen destinos en Neuquén, Córdoba, y Santa Cruz. Con el aval de Cristina Fernández de Kirchner y reivindicándose como un militar «nacional y popular», César Milani hoy vuelve a estar en libertad, en desmedro de la Memoria, la Verdad y la Justicia.

¡Compartílo en las redes!

Santiago Torrado

Menorquín en Argentina. Fotógrafx documental. Discuto política a los gritos y tengo un perro que se llama Lupo.
Cerrar