La violencia policial no afloja

Ayer se cumplieron 15 años de movilización en la calle con la multitudinaria Marcha de la Gorra (MDLG) en Córdoba. En el mismo día ocurrieron dos casos de violencia policial, terminando uno en la muerte de Lucas Gonzáles de 17 años. Mientras estos hechos se continúen repitiendo, movilizaciones como la MDLG y Contra el Gatillo Fácil seguirán creciendo. Cabe preguntarse ¿hasta cuando deberá soportarse tanta impunidad?

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 3 minutos de lectura

Ayer se realizó una nueva edición de la Marcha de la Gorra (MDLG) en la ciudad Córdoba, la número 15, cumpliéndose quince años consecutivos de denuncia colectiva contra al sistemático hostigamiento policial hacia las juventudes e infancias de los sectores populares y de clase media en algunos casos.

La persistencia de una movilización que se ha convertido en un movimiento social, político y cultural que se extiende a todo el país, es correlativa con la negligencia del Estado en sus distintos niveles revertir la impunidad que las fuerzas represivas han acumulado durante este último tiempo.

Primero violencia, después vemos

Una muestra del escenario que denuncia la MDLG, sucedió también en el día de ayer cuando efectivos de la policía de Córdoba detuvieron a una pareja de jóvenes (18 y 20 años) que iban en su moto, en un control de barrio Nueva Córdoba. Cuando se bajaron de la moto obligados por los uniformados, éstos comenzaron a golpear al joven sin justificación y su novia, que quiso grabar la situación, recibió un culatazo que le partió el labio y sacó los dientes.

Según relató el abogado de las víctimas, José Sánchez del Bianco, la versión de los policías es que “estaban buscando delincuentes que iban en una moto similar a la de ellos”, razón que tampoco justifica la violencia desmedida por parte de las fuerzas. Además, según del Bianco -y como de costumbre- modificaron la escena para disminuir la gravedad del hecho.

Otro caso que se sumó al día de ayer y tuvo repercusión en todo el país, fue el de Lucas Gonzalez, un pibe de 17 años que salió de jugar al fútbol en Barracas Central y subió a un auto con otros amigos. Después de parar en un kiosco, a dos cuadras en Vélez Sardfield e Iriarte, los interceptó un móvil cargado de policías de civil de la Ciudad de Buenos. Sin placa, sin identificación y también sin justificación, a Lucas le dispararon ocho tiros de los cuales dos impactaron en su cabeza. En el hospital, Lucas terminó falleciendo.

Mario González, padre del adolescente en conversación con La Garganta Poderosa, dijo que “quisieron instalar que Lucas tenía un arma, pero lo único que tenía mi nene eran los botines y las canilleras, nunca hubo balaceras ¡fue víctima de gatillo fácil!”.

“Esto pasa porque es un pibito que le gusta andar bien vestido, usar viserita y zapatillas, porque estamos marginados, porque somos humildes y piensan que somos basura”.

Mario González, padre de Lucas, en conversación con La Garganta Poderosa

El caso de Lucas fue tomado por Gregorio Dalbón, abogado de la vicepresidenta Cristina Fernández, quien será representante de la querella. El defensor de Cintia Yanina López y Héctor Mario González, madre y padre de Lucas, calificó el hecho como 'homicidio doblemente calificado'. Los policías Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas pertenecían a la Brigada de la comisaría 4D, pero ya fueron apartados de las fuerzas y sometidos a un sumario interno.

Tanto en el caso de Lucas, como el de les jóvenes cordobeses, los argumentos son similares: andaban buscando a alguien, eran parecidos, la misma moto, el mismo auto, la misma ropa. Argumentos que son más de lo mismo, buscan desentenderse del criterio arbitrario con el que descargan su violencia. Primero eso, violencia, después ven cual excusa se inventan.

Pero así como hay un sector que aprovecha a la primera para subirse a la simplista 'baja de edad de imputabilidad' pidiendo más represión, también cada vez es mayor el cansancio ante la violencia injustificada que carga la policía. Cabe preguntarse, ¿hasta cuando?

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram