Los movimientos populares a la vanguardia: seis prefectos condenados.

Hoy viernes, después de dos años, se condenó a los seis prefectos encargados de torturar a dos miembros del colectivo La Garganta Poderosa en la Villa Zabaleta, del barrio porteño de Barracas. Luego de años de resistencia, los movimientos de base volvieron a conseguir una histórica victoria frente a las fuerzas de seguridad. ¡Arriba lxs […]

Por Julián Andreatta |

🕒 3 minutos de lectura

Hoy viernes, después de dos años, se condenó a los seis prefectos encargados de torturar a dos miembros del colectivo La Garganta Poderosa en la Villa Zabaleta, del barrio porteño de Barracas. Luego de años de resistencia, los movimientos de base volvieron a conseguir una histórica victoria frente a las fuerzas de seguridad. ¡Arriba lxs que luchan!

Foto: La Garganta Poderosa

Ya han pasado dos años de aquella madrugada de septiembre de 2016, en la que Iván Navarro y Ezequiel Villanueva Moya fueron detenidos ilegalmente y torturados por agentes de Prefectura que los llevaron al Riachuelo donde fueron desnudados, brutalmente golpeados, los agentes simularon un fusilamiento y amenazaron con matarlos y tirarlos al río.
Luego de movilizaciones en conjunto entre el colectivo La Garganta Poderosa y el reclamo en masas popular permitió que la causa llegue a juicio y hoy viernes desde el Tribunal Oral en lo Criminal N°9 se condenó a seis prefectos a más de ocho años de prisión.

Foto: La Garganta Poderosa

Leandro Antúnez, Osvaldo Ertel y Orlando Benítez recibieron una pena de 10 años y seis meses de cárcel. Los agentes Eduardo Sandoval, Yamil Marsilli, Ramón F. Falcón fueron condenados a 8 años y 11 meses, hallados culpables de torturas, privación ilegítima de la libertad, lesiones, robo agravado y calificado por uso de armas de fuego y por haber sido cometidos por miembros de fuerza de seguridad, y este caso ninguno de ellxs podrá volver a ejercer un cargo público.

La reconstrucción del recorrido que hicieron los prefectos la noche del 24 de septiembre de 2016 durante el juicio fue clave para la sentencia: a las 23.45 Iván y Ezequiel fueron detenidos frente a la Casa de la Cultura en la Villa 21-24.

Fernando Ramírez, el presidente del tribunal, le ofreció a los imputados decir sus últimas palabras: “No me considero criminal ni torturador. Cometí un grave error y lo reconozco”, dijo el prefecto Antúnez.
“Estoy arrepentido, pido disculpas a las víctimas y a los familiares”, agregó. Benítez, Ortel y Falcón también pidieron disculpas.

Foto: La Garganta Poderosa

“Con la condena a los seis prefectos me siento mucho más tranquilo, porque hoy empieza a borrarse un nudo en la panza que llevo desde hace dos años. Ojalá que este fallo influya en el barrio para que las Fuerzas de Seguridad se den cuenta de que a los pibes de las villas sí nos reclaman. Y que no tienen que pisotearnos, Nunca Más", dice Iván Navarro, torturado junto a su amigo Ezequiel por la Prefectura Naval.

También te puede interesar:

Julián Andreatta

Tesista en la Licenciatura de Psicología y estudiante del Profesorado en Psicología en la Universidad Nacional de Córdoba.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram