Foto: Diego Bernardez

El año electoral va calentando motores y el macrismo tira de una vieja estrategia para homogeneizar a su electorado: demagogia punitivista y racismo. Echar a lxs inmigrantes y encarcelar a pibes de 15 son las consignas de la estrategia preelectoral de Cambiemos para tapar el desbarranco político y financiero de sus tres años de gestión.

Las estrategias electorales ya comienzan a ponerse en marcha y este 2019 no proyecta buenos resultados para el oficialismo. El tarifazo, los despidos masivos y la recesión inflacionaria no contentan a las clases populares que en 2015 esperaban el tan ansiado cambio y depositaron su confianza en el actual gobierno. 

A pesar de los malos indicadores el gobierno sabe como estimular a su base electoral y calcula, con tenebrosa certeza, que impulsar políticas represivas de mano dura y gatillo fácil le otorga rédito electoral. En esta tónica el ministro de Justicia Germán Garavano ha anunciado que durante las sesiones extraordinarias del Congreso, se tratará un nuevo Régimen Penal Juvenil para que niñxs de 15 años puedan ir a la cárcel.

“Es un tema que surge cada vez que hay elecciones. Si se va a las estadísticas, el Consejo de la Magistratura dijo hace pocos días que sólo dos chicos menores de 18 años habían cometido delitos gravísimos”. Declaró Nora Schulman, integrante del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de Derechos del Niño.

El más bajo de los sentidos comunes

La otra punta de lanza del discurso electoral del macrismo son los inmigrantes. Bolovianos y paraguayos son hoy el enemigo público número uno, motivo del despilfarro estatal que genera el déficit incontrolable que nos lleva a la inflación. La maquinaria de propaganda racista del macrismo instala en la sociedad la idea de que para bajar los índices de criminalidad, hay que echar a los inmigrantes.

Foto: Diego Bernardez

Para ejecutar esta política motivada por el más básico racismo, el oficialismo creará un Fuero Migratorio que se ocupe de tramitar la expulsión de migrantes con antecedentes, así como una Unidad de Búsqueda para rastrear a los presuntos delincuentes. 

Pareciera que la irrupción de Bolsonaro en la región ha derechizado el panorama político. En esta multicultural argentina brotan los Olmedo y los Macri que proponen servicio militar obligatorio, cárcel para lxs jóvenes, expulsión fulminante para lxs “extranjerxs”, azul para los nenes y rosa para las nenas. Este 2019, se tienen que ir, o vendrán por todo. 

¡Compartílo en las redes!

Santiago Torrado

Menorquín en Argentina. Fotógrafx documental. Discuto política a los gritos y tengo un perro que se llama Lupo.
Cerrar