En Jujuy le practicaron una cesárea a una niña de 12 años que fue violada por su vecino de 60 años.  Ella junto a su familia había pedido la interrupción voluntaria del embarazo no punible, le fue negado. 

Foto: “Jujuy Al Momento”

Después de varios días en que se denunció por distintos medios la obstaculización para la aplicación del aborto no punible para una víctima de violación. Finalmente hoy, las autoridades del Hospital Materno Infantil “Héctor Quintana”, anunciaron que a la niña se le practicó una cesárea. 

La familia de la niña había presentado a tiempo el pedido para interrumpir el embarazo de forma legal, como lo establece desde 1921 el Código Penal argentino. Sin embargo, el director del Hospital, Marcelo Villa, que contaba con los recursos para poder practicarle un aborto a la niña, se encargó de obstaculizar y dilatar el tiempo hasta someterla a una cesárea. El Ministro de Salud de la provincia afirmó que la niña no tendrá contacto con “la beba” porque será dada en adopción de inmediato. 

En el día de hoy, militantes feministas y la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Legal, Seguro y Gratuito de jujuy se concentraron en el Hospital infantil. Con la entrada vallada se les negó el acceso y también a medios alternativos de la provincia, violando también el derecho a la información. Mientras tanto, para lxs anti-derechos y medios hegemónicos las puertas estuvieron abiertas. 

En Jujuy obligaron a una niña a terminar con un embarazo no deseado, y además, producto de una violación.  Según Nilz Melzer, relator contra la tortura de la ONU, negar el aborto no punible a una niña o mujer violada es tortura. En el proceso de violar los derechos de la niña, también la sometieron a la tortura. 

¡Compartílo en las redes!

Guillermina Huarte

Estudiante de eso que le llaman comunicación social. Lesbiana y feminista con orgullo. Pelea con facilidad. Quisiera que sea verano todo el año. Desconfía y reniega de la astrología.
Cerrar