El pasado viernes 13 en Plaza de Mayo la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional presentó el Informe Anual de la Situación Represiva Nacional y dió a conocer la actualización del Archivo de Casos de personas asesinadas por el aparato represivo estatal. El promedio de muertes que deja Cambiemos tras su gestión es de una cada 19 horas.

Por Lautaro Manuel para Enfant Terrible

Desde el año 1996 la organización CORREPI presenta en Plaza de Mayo su Informe Anual de la Situación Represiva Nacional donde se da cuenta de la cantidad de personas que son sometidas a las distintas lógicas represivas estatales durante el año. El Archivo presentado este 2019 reveló que en cuatro años de gestión macrista murió más de una persona por día a manos del aparato represivo estatal, superando el promedio de todas las gestiones anteriores desde el 83’.

La magintud del despliegue represivo alcanza grandes picos comparado con las gestiones de gobiernos anteriores. Durante los 12 años del kirchnerismo se registró “un caso cada 46 horas”. Cambiemos en cuatro años incrementó a más del doble la frecuencia con un total de “1833 personas asesinadas en 1435 días” entre el10 de diciembre de 2015 y el 15 de noviembre de 2019. Esto deja un total de “7.093 personas asesinadas por el aparato represivo estatal desde la vuelta de la democracia”.

Según el Informe, las distintas lógicas represivas estatales van desde los más conocidos casos de “gatillo fácil”, hasta las muertes en lugares de detención que representan el 85% de los asesinatos de las fuerzas represivas, con torturas previas en varios casos. Desde los años 90 los cuerpos de Gendarmería y Prefectura Naval son los principales responsables. Por disposición de la ex ministra Bullirch ambas Fuerzas de Seguridad comparten el control territorial con las policías provinciales y municipales incrementando su participación represiva.

Si realizamos un recorrido por las distintas medidas de (in)Seguridad que llevó adelante el macrismo de la mano de Patricia Bullrich, encontramos algunas como el Protocolo Antipiquetes, la Declaración de Emergencia Nacional en Seguridad Ciudadana, la militarización masiva de las barriadas populares entre otras. Este accionar refleja el porqué de tan abultadas cifras. A esto se suman los proyectos de reforma de los Códigos Penal y Procesal Penal y la creación de la Policía de la Ciudad (que mató casi dos personas por mes). Es decir, toda una opereta dedicada exclusivamente al policiamiento, la militarización y el control social que fueron acompañados por una fuerte campaña mediática.

¡Compartílo en las redes!

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.
Cerrar