Generic selectors
Coincidencias exactas solamente
Buscar por título
Search in content
Buscar por notas

Villas porteñas: Coronavirus, falta de agua, hacinamiento y Larreta

05/05/2020

Cada vez más se visibiliza la situación de vulnerabilidad en que se encuentran las villas de la Ciudad de Buenos Aires: casi 200 casos de coronavirus, falta de agua corriente para lavarse las manos, la imposibilidad del aislamiento preventivo debido al hacinamiento, inundaciones producto de las lluvias y materia fecal recorriendo los pasillos debido a las cloacas rebalsadas, son algunos de los tantos problemas de estos sectores. Sumado a esto, un cerco mediático y las cifras oficiales de contagios que se dan a conocer tardiamente por el Gobierno de la Ciudad a cargo de Horacio Rodríguez Larreta

Mientras los medios hegemónicos sostienen la consigna #YoMeQuedoEnCasa y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires da a conocer las cifras de contagios a su debida gana, la situación en las villas se hace cada vez más insostenible.

Desde hace mucho antes de la cuarentena que las organizaciones barriales se juntan para denunciar y hacer frente a las políticas de la negligencia estatal y a las paupérrimas condiciones en que se encuentran los sectores más vulnerables de la ciudad más rica del país. Hace un mes Nacho Levy, director de La Garganta Poderosa, comenzaba su relato con la voz cansada en una entrevista para Futurock: "La verdad está todo muy complicado por acá. Estamos todas y todos sin comer, sin dormir, sin vivir, porque la villa siempre tuvo estos problemas, tuvo las pandemias que todos conocemos, la precariedad, el riesgo eléctrico, esos cables asesinos que se cobraron tantas vidas y ahora mismo están bailando bajo la lluvia. Los incendios, la desocupación, el deficit de talla, la longevidad, la policía, la trata, los femicidios con silenciador y ahora el coronavirus también. Acá ya llegó, pero no llegó en forma de diagnóstico, llegó en forma de emergencia alimentaria".

Al día de hoy este relato se sigue aplicando a la realidad concreta, incluso en peores condiciones. El pasado 30 de abril, según el informe del Ministerio de Salud de la Nación, había 1.123 infectados en la Ciudad, de los cuales 124 casos correspondían a los barrios más pobres. Es decir que el 11% de la población infectada corresponde a esos sectores, osea 1 de cada 10 personas. Sumado a esto, según las estadísticas de la Oficina de Estadísticas de la Ciudad, en más del 30% de los hogares hay necesidades básicas insatisfechas y en más del 13% de los hogares habitan más de tres personas en un cuarto.

El pasado 2 de mayo una mujer de 84 años que habitaba el sector Bajo Autopista murió porque, entre otras cosas, tenía coronavirus. Aunque justamente cabe preguntarse: ¿sólo es coronavirus?¿Realmente podemos basarnos nada más que en aspectos biológicos cuando leemos la lista interminable de problemáticas que arma Levy? En la carta de Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas que elevarán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, explicitan todavía más esta cuestión: "La primera víctima del Barrio Mugica (...) vivía en una habitación de nueve metros cuadrados, su marido de 85 años y su hija, que contrajo el virus; compartiendo un mismo baño con otras 11 personas".

"El terror se basa en la incomunicación"

Antes de ayer, La Garganta Poderosa denunciaba la irresponsabilidad del gobierno porteño al momento de comunicar las cifras verdaderas sobre los casos: "Recién hoy, después de amesetar la curva mediática en 48 horas de absoluto silencio, sin un solo dato sobre la explosión del coronavirus en el barrio que mantienen sin agua desde hace 7 días, salen a confirmar tardía y no casualmente los 83 casos del Barrio Mugica que La Garganta publicó el viernes, más los 24 nuevos positivos que ya tenían confirmados anoche".

Los datos oficiales sumaron entonces: "31 en la Villa 31 y 76 en la 31 Bis; otros 62 en la 1-11-14; 2 en Ciudad Oculta; 2 en la Villa 20; 1 en Rodrigo Bueno; 1 en Barrio Mitre; 1 Barrio Ramón Carrillo; 1 en la 21-24; 1 en Fátima, 1 en Piletones y 3 en "barrios populares sin precisar". Según estas cifras, la curva de contagios incrementó un 1.900% en cuatro días sólo en la Villa 31. "Es gravísimo que "de pronto" tengamos 182 infectados tan sólo en las villas de la Capital. Pero es todavía peor que haya tantas voces dispuestas a seguir invisibilizando la invisibilización: "El terror se basa en la incomunicación", denunciaba La Garganta.

Por un lado, el agua repleta de bacterias que corre por los callejones estrechos de los barrios; por otro lado, la negación de agua potable durante 9 días a más de 50 personas, que recordemos, hablamos de un derecho constitucional. Pareciera que, el pedido de "una limpieza étnica" de Julio Carballo, ex concejal de Capilla del Monte que integraba el bloque cambiemos, haciendo alusión al coronavirus en la localidad porteña de La Matanza, ha sido tomado por la gestión de la casta política que dirige Ciudad de Buenos Aires hace 13 años.

Fuentes:

https://tinly.co/j6EHY

https://bit.ly/2L2JXiW

https://bit.ly/3fka

https://bit.ly/3bcTXRu

Lautaro Palacios

Estudiante en la Universidad Pública. Me quiero recibir de "ser un grano en el culo". Paleontólogo frustrado. Fuera Porta.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram