En unas horas las calles de Córdoba volverán a ser testigo de la impronta festiva, carnavalesca que se imprime en los cuerpos de las maricas, les trans, no binaries, tortas, bisexuales y travestis. Entre el glitter, la pintura, los colores, la música y el baile circula una respuesta, una respuesta política, como dijo Jáuregui. Eso es el orgullo para la disidencia sexual. Sin borrar las complejidades de la opresión y la violencia que sistemáticamente se manifiesta en nuestras vidas, la ruptura con la heterosexualidad y la cis-sexualidad, es motivo que potencia, libera, y que un día como hoy se celebra. 


Por primera vez serán les lesbianes quienes encabezarán la  Marcha del Orgullo en Córdoba. Finalizando un año que fue particularmente duro con las lesbianas, y a pesar de las necesidades que urge en la vida de la disidencia sexual, la solidaridad abrió paso y, a propuesta de compañeras trans, lxs tortxs debían ocupar ese lugar. 

La 11 versión de la marcha está signada por golpes que hace tiempo vienen impactando en la vida de las disidencias sexuales. Este año se vio marcado fuertemente en las lesbianas, el fallo de la jueza Marta Yungano contra Marian es una prueba de ello. Pero también son urgentes otras situaciones, como el recorte de hormonas para personas trans, de vaciamiento en medicamentos para el tratamiento del VIH, en la postergación del cupo laboral trans, entre otras. 

“Este año en el marco de una reunión de la mesa coordinadora de la marcha una compañera trans con otras compañeras propusieron que tal como en el 2017 la población de compañeras trabajadoras sexuales trans y travestis encabezaron la marcha del orgullo, en función de lo que había sucedido con Azul Montoro, todo el colectivo se movilizó y pidieron marchar adelante para visibilizar todas estas violencias” contó una de les integrantes de la asamblea Alerta Torta, Cecilia Quinteros.

Alerta Torta se formó este año luego de que a Marian Gómez le dictaran prisión de un año no efectiva. “Entendimos quienes vivimos nuestras identidades en torno a la vida lésbica teníamos que hacer un llamamiento a esas identidades que nos nuclean, a pensar cuestiones que nos están atravesando de manera estructural”, dijo Ceci. 

Una de las consignas principales que levantó la asamblea torta es la absolución para Marian y para Higui. Además, se busca visibilizar, dimensionar y jerarquizar el grado de odio y de invisibilización social, para poder hacer un trabajo fuerte desde todos los espacios. 

“Las tortas ponemos el cuerpo adelante y vamos a llevar carteles de parar el lesboodio, de visibilizar las prácticas violentas para que quien pueda, más allá de que nos vean en un camión, en una camiona, que nos van a ver seguramente celebrar, festejar, festejarnos, con todo lo que tenemos ganas, también pueda entender por qué las tortas marchamos adelante, por qué es importante que se visibilice”, entre la necesidad de priorizar también una agenda propia, un espacio propio, comentó ceci.

Además se está preparando un encuentro nacional de lesbianas para el año que viene, se cree que en marzo, en el marco de los diez años del asesinato de La Pepa Gaitan. Al respecto, Cecilia mencionó que “fue muy bien recibido a nivel nacional, ya hay redes que se van tejiendo . Desde ya ir construyendo que eso sea posible, donde toda nuestra agenda esté ahí para visibilizarnos, para discuirlas.” 

Ante la violencia social que se ejerce sobre las personas que salen de la normatividad hetero y cis, hay un montón de gente que sigue dispuesta a apostar por una sociedad más justa, con más derechos, en la que no te maten ni marginen por no ser heterosexual, en la que lxs niñxs puedan elegir su orientación sexual y de género sin problemas. Por esto, y muchas cosas más, ya son 11 años que se sale a la calle para afirmar que ante la vergüenza el orgullo es político. Y ante las normas que quieren estructurar nuestra vida, hay un mundo de deseos, de imaginarios, de disfrute, que seguiremos reivindicando y explorando, y como bien dice el lema de la marcha, ante la emergencia “ganemos las calles hasta que el orgullo venza”. 

¡Compartílo en las redes!

Guillermina Huarte

Estudiante de eso que le llaman comunicación social. Lesbiana y feminista con orgullo. Pelea con facilidad. Quisiera que sea verano todo el año. Desconfía y reniega de la astrología.
Cerrar