A 25 años de la muerte de Carlos Jáuregui

El 20 de agosto de 1996 fallecía uno de los activistas más importantes del movimiento LGTB de Argentina. Fue fundador de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) en 1984 y de Gays por los Derechos Civiles (Gays DC) en 1991. Jáuregui marcó nuestra historia y abrió procesos fundamentales para conseguir los derechos de los cuales gozamos en la actualidad. También fue quien corroboró que dentro de las 30.000 personas torturadas y desaparecidas durante el Terrorismo de Estado (1976-1983) hubo 400 personas que recibieron mayor violencia por su orientación sexual.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 5 minutos de lectura

"El origen de nuestra lucha está en el deseo de todas las libertades"
Carlos Jáuregui.

Carlos Jáuregui nació en La Plata  el 22 de septiembre de 1957. Estudió historia en la Universidad Nacional de La Plata entre 1975 y 1980, y luego realizó un posgrado en París. En Europa conoció expresiones de los movimientos de liberación homosexual y en 1981 asistió por primera vez a una Marcha del Orgullo Gay: un momento definitivo. Más adelante viajó hacia Estados Unidos donde se topó con una experiencia similar.

"A partir de ese momento, yo empecé a pensar que en la Argentina había que hacer algo. Ahí, en Francia, yo era testigo de cómo era posible vivir en una sociedad libre"

Télam 01/09/2016 Buenos Aires: La Legislatura porteña convirtió hoy en ley el proyecto para denominar 'Santa Fe-Carlos Jáuregui' a la estación de la Línea H de subte, recientemente inaugurada en el barrio Norte, en homenaje al dirigente y líder del colectivo LGTBI fallecido en 1996. Foto archivo Télam/aa

Al regresar al país, comenzó a construir eso que se había propuesto en el hemisferio norte.  "Tuve la certeza de que había descubierto algo que era lo que realmente quería hacer. Así dejé la investigación y dediqué mi vida a la militancia gay", expresó Carlos Jauregui en aquel entonces. En 1984 fundó la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y la presidió hasta 1987. En 1991 creó la organización Gays por los Derechos Civiles (Gays DC), desde la cual presentó un proyecto para legalizar la unión civil entre homosexuales.

Poco después de la creación, la CHA pagó un espacio en Clarín el cual se titulaba "Con discriminación y represión no hay democracia", para visibilizar en los medios de comunicación y la agenda pública la problemática en torno a la homosexualidad. El recurso de acudir a los medios masivos para mostrar sus luchas y denunciar las injusticias fue sumamente potente y sentó precedentes. Ese mismo año, fue tapa de la revista Siete Días, Carlos Jáuregui abrazado a Raúl Soria, asumiendo públicamente su sexualidad. "Los riesgos de ser homosexual en la Argentina", tituló la revista. En su trayectoria activista, asistió al icónico programa televisivo de Mauro Viale junto a Ilse Fuskova, otra activista emblemática.

Tuvo la capacidad para articular con otros movimientos sociales y políticos del país en una etapa marcada por la reconstrucción de la democracia Argentina, todavía herida por la última dictadura cívico-militar. En este contexto, la militancia por los Derechos Humanos fue motor principal para un nuevo desarrollo político: Jáuregui vio en ese espacio la potencia de poner en agenda los derechos para la comunidad LGTB. En ese marco, investigó los datos que la CONADEP (Comisión Nacional para la Desaparición de Personas) le entregó al entonces presidente Raúl Alfonsín. En el informe, el rabino miembro de la CONADEP, Marshal Meyer, detectó que 400 personas denunciadas como desaparecidas eran homosexuales. Tal como fue con lxs desaparecidxs judíos, el trato había sido "especialmente sádico y violento". A pesar de los intentos de ocultar la cifra de 400 personas que recibieron mayor ensañamiento por su orientación sexual, Jáuregui instaló la "memoria homosexual".

“No los conocimos, no los conoceremos jamás.
Son solamente cuatrocientos de los treinta mil
gritos de justicia que laten en nuestro corazón”

Carlos Jáuregui, La homosexualidad en Argentina, 1987

En 1992 impulsó la 1° Marcha del Orgullo en Buenos Aires, siendo también la primera en el país. Esa marcha que hoy es tan concurrida, que se realiza en muchas ciudades y que llega cada vez más lejos, fue un proceso que se comenzó a gestar el espacio Lésbico Gay Travesti Transexual en Argentina. Dicho suceso, tuvo la capacidad de poder traccionar un movimiento LGTB con demandas específicas, dando espacio a todas las identidades oprimidas por su orientación sexual o de género.

En 1994, luego de las declaraciones del cardenal y arzobispo de Buenos Aires, Antonio Querracino, quien dijo que los homosexuales debían ser "encerrados en gethos" ya que representaban "una sucia mancha en el rostro de la nación", Carlos Jáuregui presentó una querella. Al no estar la homosexualidad dentro de la ley antidiscriminatoria, no tuvo éxito. Sin embargo, dijo: "Seguiremos luchando por alcanzar una vida más digna, porque sin libertad sexual no existe libertad política (...) En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política", instalando una de las frases épicas del movimiento LGTB en la actualidad.

Su militancia también se caracterizó por su premisa de construcción colectiva. De aquí su gran amistad con activistas travestis y transexuales como Lohana Berkins, y su vocación de construir puentes entre todas las identidades sexuales oprimidas para conquistar derechos. Derechos que fueron ganados décadas después, y en parte gracias a ese trabajo político y colectivo previo.

Lohana y Carlos.

En 1996 Carlos murió por causas relacionadas al VIH SIDA, a los 38 años de edad. Aún con una procesión que fue de Plaza de Mayo hasta el Palacio del Congreso para finalmente terminar en el Cementerio de Chacarita, no se puede hablar de los 'aposentos finales' de un puto que no para de nacer. No se puede hablar del lugar de 'descanso eterno' para quien vuelve a nacer cada vez que aparece la 'sociedad de la vergüenza'. La muerte de Jáuregui fue biológica pero no política.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram