Generic selectors
Coincidencias exactas solamente
Buscar por título
Search in content
Buscar por notas

El feminismo será descolonizado o no será

18/10/2018

#NosQueremosPlurinacional fue uno de los gritos de este Encuentro. Una propuesta del Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir para que el Encuentro seamos todxs.

Fotografía Nosqueremosplurinacional

El Taller N° 42 “Mujeres por la libre determinación de los pueblos” fue una propuesta impulsada por las mujeres mapuches tehuelches, para este 33° Encuentro; y vino a sumarse, junto a “Mujeres y Fútbol” a la larga lista de un total 73 talleres.

Antes de iniciarse el encuentro, comenzó a circular un comunicado -desde el taller 42- que abrió polémica con la Comisión Organizadora del ENM. Las mujeres mapuches-tehuelches que forman parte del Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir, conformada por mujeres de 36 naciones indígenas, habían planteado a la comisión organizadora la posibilidad de que el Encuentro sea Plurinacional.Hasta aquí hemos estado recluidas en el taller de mujeres originarias, que simbólicamente nos recuerda el proceso de reduccionismo territorial”, indica el comunicado realizado el 11 de octubre, día en el que se conmemora el último día de libertad de los pueblos originarios.

En el mismo, se denuncia un trato racista y el desprecio a sus modos culturales que culminan con la imposición de costumbres ajenas como condición para incluirlas: “pretenden condicionar nuestra voz, imponiéndonos de manera autoritaria, las personas que deben representarnos, negando la visibilidad y legitimidad de las mujeres Mapuches-Tehuelches, que conformamos esta lucha, muchas de nosotras perseguidas y encausadas por este estado racista, que tiene una deuda histórica con los pueblos originarios.”

A la negativa de someter al aplausómetro la plurinacionalidad del Encuentro, una decisión consensuada con la Comisión Organizadora en la tercer plenaria de Lago Puelo, se le suma la desvirtuación de la propuesta para el acto de apertura de La Ceremonia de las Flores, “La apropiación de esta ceremonia por parte de la comisión organizadora, en las condiciones que ellas pretenden hacerlo, desvirtúa el sentido con que los propusimos” .

La ceremonia consistía en que las mujeres originarias suban a su escenario con las pichi zomo (sus hijas) para hacer entrega, a las integrantes de la Comisión, de flores nativas que representan la fuerza de las mujeres originarias. Desde la comisión se les informó que sólo podrían subir las niñas, mientras las mujeres adultas deberían aguardar debajo, negándoles de esta manera la posibilidad de la palabra.

Es así, que en un segundo comunicado, anunciaron que no participarían en el acto inaugural e invitaron a la Ceremonia del Fuego de Bienvenida al Puelwillimapu (territorio mapuche-tehuelche).“El encuentro no somos todxs, sin embargo, no queremos dejar de recibirlas con amor, honrando nuestro carácter de anfitrionas por ser mujeres ancestrales en este territorio”.

El taller 42

Es importante que nos escuchemos todas, porque por siglos hemos sido acalladas, que criollas e indias nos hermanemos”.

Bienvenidas al territorio-nación mapuche atravesado por dos estados” dijo una de las compañeras al micrófono. El taller inicio y finalizó con una ceremonia que nos encontró hermanadas en una gran ronda. Durante los dos días, más de 1800 mujeres nos reunimos bajo un tinglado a conversar y debatir sobre la plurinacionalidad. Una realidad ya dada, pero que se resiste a ser re-nombrada.

Fotogragía Nosqueremosplurinacional

Las mujeres relataron las situaciones que le llevaron a escribir los comunicados y los momentos de violencia que vivieron los meses previos al Encuentro. También se dio a conocer la noticia de que la comisión organizadora había dejado a las hermanas originarias en último lugar para marchar el día domingo. El debate se puso candente.

Moira Millán tomó la palabra y trajo a discusión el logo del encuentro. El mismo se realiza de manera colaborativa cada año, con aportes de distintas compañeras. En esta ocasión, la comisión no tomó ningún aporte del enviado por las mujeres mapuche-tehuelches, es así que ellas diseñaron un logo propio, el cual fue discutido en una asamblea de 300 mujeres indígenas en Ensenada.

Muchas de las que se acercaron al taller para acompañar la lucha, tomaron la palabra para realizar propuestas. Entre ellas, compartir la discusión en las distintas organizaciones en las que militan para poder hacer mecha a esta lucha; la realización de carteles; la necesidad de que las mujeres originarias participen en todos los talleres para llevar estos debates y aporten desde su sabiduría.

 Fotografía Andrea Nicolini para Enfant Terrible

En la jornada, participaron mujeres de distintas comunidades que abrazaron la propuesta plurinacional. También participaron mujeres de comunidades del norte, quienes no estaban de acuerdo ya que “el Encuentro lleva 33 años siendo Encuentro Nacional de Mujeres”. Un argumento liso y conservador que deja entrever un trasfondo de intereses partidarios.

El domingo, al iniciar la segunda instancia del taller, dieron a conocer una gran noticia. La Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito había cedido su espacio para que las hermanas marchen adelante, noticia que se recibió con puños en alto al grito de “Plurinacional”.

La marcha fue la frutilla del postre para el encuentro. En el momento que las hermanas originarias aparecieron encolumnadas juntos a quienes acompañaban su lucha, se encontraron con las socorristas que las recibieron al grito de “para las presas la libertad y que le encuentro sea plurinacional”. Muchas de ellas salieron de su columna para acercarse a las originarias y compartir la alegría, entre lágrimas de emoción. Esta sensación recorrió toda la marcha por las calles de Trelew, hasta por aquellas calles que llevan los nombre nefastos de los Lewis. Encabezaron la marcha (atrás de la comisión organizadora) al grito de “somxs las nietas de todas las machis que nunca pudieron quemar” . Las luchas nos unen y el encuentro es y va a ser plurinacional.

Fotografía Andrea Nicolini para Enfant Terrible

Nos queremos plurinacional

“Por algo estamos en este territorio, pasaron cosas” dijo una de las mujeres que levantó su voz en el taller. Trelew se propuso como sede en Chaco ante los acontecimientos que se dieron el año pasado en el sur argentino. La desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado y el homicidio de Rafael Nahuel, puso en discusión pública la criminalización y represión a las comunidades mapuche-tehuelche en su lucha por la recuperación de territorios ancestrales, como así también a quienes defienden y apoyan la causa. En este contexto, salió a luz la persecución y violencia que viven la mujeres originarias y luchadoras sociales en sus procesos de lucha de recuperación territorial, muchas de ellas hoy perseguidas por la justicia.

El avance en los últimos tiempos del Movimiento por la libre determinación de los pueblos y el Buen Vivir, que llevan adelante las mujeres indígenas, promueve en el taller el pensar los territorios desde su configuración política, social, económica y cultural. Y ante esto, el desafió de conformar junto a las hermanas criollas una nueva matriz civilizatoria que sea capaz de recuperar la reciprocidad entre los pueblos y la naturaleza.

La disputa simbólica de cambiar el nombre a Plurinacional tiene una proyección política. Es un largo camino el que vienen recorriendo las hermanas originarias por el reconocimiento de una pluralidad histórica que es ignorada en la historia occidental blanca, la misma que continua negando que el Estado argentino se fundó sobre un genocidio indígena que se mantiene sistemáticamente hasta nuestros días.

Mientras ciertos sectores de la comisión organizadora apelan a argumentos conservaduristas: “Hace 33 años que el encuentro es: Encuentro Nacional de Mujeres”, se violentan identidades que no se sienten identificadas, ni incluidas en la palabra mujeres, como así también a aquellas otrxs que construyen y auto-perciben su identidad fuertemente atravesada por lo étnico, para lxs cuales, el término nacional, no es una categoría de identificación, sino más bien sinónimo de violencia y opresión.

Que el encuentro seamos todxs! Por un ENCUENTRO PLURINACIONAL DE MUJERES, LESBIANAS, TRAVESTIS, TRANS Y NO BINARIES.

Bianca Nadina De Toni

Bailadora que no baila tanto. Le tengo miedo a las palomas y todo lo que vuela (al dólar también) . Feminista, puta y abortera. Me tiene la concha frita la gilada. Jallalla
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram