fbpx

Las selecciones de Holanda y Estados Unidos son candidatas a llevarse la copa. Hace unos minutos el equipo naranja ganó por un tanto ante la formación Sueca, perfilándose para disputar la final de la copa mundial ante el seleccionado norteamericano.

El 7 de julio a las 12 hs. tendrá lugar la final del Mundial de Fútbol Femenino. Las dos candidatas a convertirse en las mejores del mundo son Estados Unidos y Holanda. En el día de ayer la formación norteamericana, que ya es el equipo favorito para este mundial le ganó a Inglaterra por 2 a 1. Holanda, por su lado, hace instantes, logró marcar el gol de la victoria ante Suecia, y se perfila, por primera vez en su historia, como finalista de la copa mundial. 

Estados Unidos es uno de los mejores equipos del mundo, y de hecho, el último campeón. Cuenta con 3 mundiales ganados por sus jugadoras y  próximo domingo podría sumar otro mundial más. Ayer le ganó por un tanto (2:1) a Inglaterra. Press (10′) y Morgan (31′) fueron las jugadoras que anotaron para la victoria estadounidense. Su arquera Naeher detuvo el penal que evitó el empate de Inglaterra.

Holanda es la primera vez que llega a la final de la copa mundial. Su victoria ante Suecia no fue nada fácil, ya que tras un largo partido que se estiró hasta los 30 minutos de alargue, pudo coronar el partido. La jugadora Gronnoen (99′) marcó el gol a los 9 minutos del alargue. 

Suecia, por su parte, jugó un partido excelente en cuanto a equipo. Sin embargo, una equivocación en su defensa provocó que Gronnoen lastime al equipo sueco marcando el gol. Suecia jugará por el tercer puesto ante Inglaterra el sábado a las 12 hs. 

Datos que escapan a lo meramente futbolístico

La victoria de Estados Unidos ante Inglaterra le da la posibilidad de llevar por 4ta vez la copa mundial a su país. Su capitana, Megan Rapinoe, lesbiana y defensora de los derechos de la comunidad LGTTTBIQ, confirmó que en caso de ganar se niega a saludar al presidente Donald Trump. En el partido ante España, además, no cantó el himno yanqui y homenajeó al jugador de fútbol americano Colin Kaepernick que en 2016 se arrodilló mientras el himno sonaba para visibilizar su protesta ante el racismo de Trump. 

La jugadora y capitana Rapinoe ya tuvo otras declaraciones públicas en contra del actual presidente de Estados Unidos. No sólo en lo que respecta al odio de Trump ante la disidencia sexual, sino contra su racismo, su xenofobia y el abuso policial. Además, la jugadora es una de las impulsoras de la demanda judicial que realizaron a la federación en búsqueda de la igualdad salarial. 

Por otro lado, hace unos días se viralizó la foto de la jugadora sueca, Magdalena Eriksson, besando a su novia. La foto giró en el mundo como muestra de visibilidad lésbica, y también como una muestra de otra manera de competir. No sólo causó ternura por la visibilidad que implica en el deporte que dos lesbianas se besen ante las cámaras que dan vuelta al mundo, sino porque pertenecen a distintos equipos. La jugadora danesa Pernille Harder se puso la camiseta de Suecia para alentar a su novia. Además ella también encabeza la lucha salarial con el sindicato de futbolistas de Dinamarca. 

La directora técnica que encabeza a Holanda, Sarina Wiegman , tiene una historia conmovedora y de opresión e invisbilización detrás. Wiegman es una exfutbolista y directora técnica del equipo holandés desde 2016. Nacida en La Haya, en 1969, tuvo que jugar al fútbol de manera «encubierta», ya que en su época no había equipos femeninos. Para poder jugar se cortó el pelo para parecerse a un varón y así seguir compitiendo. Historias como la de Sarina, miles. 

¡Compartílo en las redes!

Guillermina Huarte

Estudiante de eso que le llaman comunicación social. Lesbiana y feminista con orgullo. Pelea con facilidad. Quisiera que sea verano todo el año. Desconfía y reniega de la astrología.
Cerrar