Emilio Pérsico contra "el matriarcado"

El referente del Movimiento Evita apuntó contra las mujeres que reciben asistencia social. Según Périsco, "el matriarcado" es responsable de que los varones de sectores vulnerables "roben y vendan droga". Luego de sus dichos, tuvo que pedir disculpas públicamente.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 3 minutos de lectura

En un discurso ante la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE), el referente del Movimiento Evita y secretario de Economía Social, Emilio Périsco, dijo: "la que tiene las tarjetas, la ayuda social, es la mujer: esto hizo que la mayoría de las familias sean matriarcales". Y concluyó: “Eso ha destruido el tejido social y hace que después estos compañeros tengan, como dicen los empresarios, una muy baja empleabilidad".

En ese marco, refiriéndose a la existencia de un matriarcado en las familias de sectores empobrecidos, Périsco básicamente culpó a las mujeres por la situación vulnerable de los varones. Expresó: "la que conduce es la mujer y el chabón piró, la única forma que tiene para volver a su casa es agarrar cinco giles y llevarse cinco celulares a cinco mil pesos cada celular o vender droga y caer en las enfermedades sociales”. Ante semejantes declaraciones tuvo que pedir disculpas públicas, aunque muy poco reflexivas.

Elizabeth Gómez Alcorta, Ministra de Mujeres, Género y Diversidad, consideró que las declaraciones del dirigente fueron "una barbaridad". En una entrevista para Futurock, dijo: “Parte de las ayudas sociales están en manos de las mujeres porque en general son las que se encargan de lo que implica el cuidado, que también es dar de comer, ocuparse de los adultos mayores... El 70% de las familias monoparentales o monomarentales están en cabeza de mujeres, que no es que desean criar a sus hijos solas, sino que ahí sí el chabón se piró”. Además, cuestionó el pedido de disculpas: "el compañero después pidió unas disculpas raras, como si se tratara de un problema del lenguaje inclusivo y no de una mirada machista".

Foto: DANIELA AMDAN para Latfem.

Cabe destacar, ante la gravedad de las declaraciones de un dirigente de uno de los movimientos sociales más importantes del país, que la situación de violencia económica y doméstica contra las mujeres aumentó durante la pandemia. Teniendo en cuenta la precariedad laboral a la que quedaron expuestas las mujeres, creció de manera alarmante. Según un informe elaborado por el Foro Económico Mundial, se incrementó la cantidad de tiempo en el que se podría reducir la brecha de género a nivel mundial: de 99,5 años pasó a 135,6. En la actualidad, las mujeres a cargo de hogares enfrentan la peor inserción en el mercado laboral, lo que lleva a mayores niveles de informalidad e inestabilidad. Además de percibir salarios más bajos y cada vez mayor desempleo.

Los dichos de Périsco no parecen reflejar, en absoluto, la existencia de un matriarcado. Como si lo único que contara como una posición social jerárquica sobre los varones fuese el manejo de la precaria asistencia que reciben estas familias, en su mayoría monomarentales. El argumento de culpabilizar a las mujeres por las situaciones de violencia que protagonizan los varones es un tanto obsoleta. Resuenan los machistas argumentos de "se lo buscan".

Podemos dar cuenta de la violencia de género que también aumentó durante la pandemia. Recién comenzado el año, según el Observatorio Femicidios dirigido por MuMaLa, ocurre un femicidio cada 30 horas. En el caso de los femicidios, respecto al vínculo de la victima con su agresor, el 64% de los femicidios fue cometido por parejas o ex parejas, el 15% de los femicidios fue cometido por hombres conocidos de la víctima, el 8% fue cometido por hombres familiares directos de la víctima, el 8% fue cometido por hombres familiares indirectos de la víctima. Por último, un dato alarmante es el lugar físico donde se produce el femicidio: el 70% de los femicidios fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida.

Las cifras parecen demostrar una realidad muy contraria al gobierno de un matriarcado. Que los problemas económicos atraviesan a hombres, mujeres y a personas LGTTTBIQ+ llevandolxs a grandes vulnerabilidades y reproduciendo violencias, es un hecho. Pero reconocer este entramado de violencias sistemáticas que produce el capitalismo no debería hacernos concluir, jamás, que es responsabilidad de las mujeres. Siendo que son una de las principales víctimas.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram