Formosa: denuncian a la policía por transfemicidio

El sábado 17 de julio, la joven trans de 29 años, Fátima Belén Barrios, fue detenida junto a otra mujer por la policía formoseña. Ambas fueron trasladadas a la comisaría y luego de varias horas detenida, Fátima Belén murió en la comisaría. Según la versión oficial, la joven sufrió una descompensación, pero la familia y organizaciones LGTTTBIQ denuncian que se trata de un transfemicidio y exigen que se investigue.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 2 minutos de lectura

El fin de semana pasado, la propietaria de la vivienda donde alquilaba la víctima, denunció a la policía que Fátima y una amiga estaban ocasionando destrozos en su propiedad y su vehículo. Tras el llamado, la Policía de Formosa intervino en el domicilio y, por separado, las llevaron a la comisaría. Según el informe policial las mujeres detenidas "se encontraban ocasionando desorden en evidente estado de ebriedad, hasta que en un momento dado su amiga se alteró y comenzó a gritar y ocasionar daños en el inmueble y en un vehículo propiedad de la dueña del complejo de alquileres".

Foto: Diario La Mañana.

Luego de varias horas detenida en la comisaría, se dio a conocer la muerte de Fátima Belén Barrios, quien según la versión oficial "sufrió una descompensación" y el personal médico del Sistema Integrado Provincial de Emergencias y Catástrofes (SIPEC) la halló sin vida. Sin embargo, la madre de la víctima aseguró en una conferencia de prensa:

“Me dijeron que mi hija falleció, que murió de una sobredosis pero antes me dijeron que ella se hacía la retobada, que no le quiso dar los datos de ella, yo estoy segura que a ella la mataron a golpes”.

Tras la denuncia familiar con acompañamiento de integrantes del colectivo LGTTTBIQ de Formosa, el hecho se encuentra bajo investigación judicial, y el personal de la fuerza que actuó esa noche se encuentra bajo sumario. El caso quedó en las manos del juez de Instrucción N°3 Marcelo Lopez Picabea. 

La referenta de Libres y Diverses de Formosa, Patricia González, en diálogo con SUDAKA TLGBINB, dijo:  “Al informe lo caratularon como sobredosis, pero su mamá [Beatriz Matilde Bogado] nos contó que tenía marcas en la cabeza y en el cuello, sólo la velaron durante una hora”. Mientras tanto, la comunidad disidente formoseña exige esclarecimiento y justicia sobre la muerte de Fátima Belén.

PEDIDO DE JUSTICIA AMMAR FORMOSA

No son casos aislados, y la denuncia del transfemicidio se enmarca en una violencia sistemática que sufren las personas trans y travestis en nuestro país. Además, es una población objetivo de la violencia institucional. En ese marco, es importante señalar que Fátima Belén Barrios ejercía el trabajo sexual, y esta es otra condición que aumenta la violencia y la impunidad policial.

La expectativa de vida de dicho colectivo no supera los 35 años. Fátima Belén tenía 29. Justicia es que no vuelva a pasar.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram