En los últimos 15 minutos de un partido que se creía perdido, las 11 pibas del seleccionado argentino protagonizaron una hazaña histórica que las deja a las puertas de octavos de final. La remontada heroica y el empate 3-3 con la selección escocesa ha demostrado una vez mas la calidad y la pasión que habita en el fútbol femenino.

Tras 75 minutos de partido, la mediapunta Kim Little y la centrocampista Erin Cuthbert de la formación escocesa parecían sentenciar el tres a cero a a su favor, dejando afuera de la competencia a la selección albiceleste. En un partido de infarto, las 11 pibas del seleccionado argentino encararon los últimos 15 minutos con inesperados cambios en su alineación.

El Director Técnico Carlos Borrello tomó una decisión arriesgada pero fundamental para el desenlace del partido, cambiando a la célebre Estefanía Banini por la delantera marplatense Milagros Menéndez, quien marcó el inicio de la remontada heroica con un golazo imparable.

Así mismo la cordobesa Florencia Bonsegundo consumaba la remontada histórica que mantiene al seleccionado argentino todavía dentro del Mundial de Fútbol Femenino de Francia 2019, con dos penales que tuvieron que repetirse -previa revisión del VAR- y que concretaron el empate más importante del fútbol femenino profesional.

Si bien la clasificación a octavos de final depende de que la selección de Nueva Zelanda empate con Camerún, y la de Chile con Tailandia, no cabe duda de que la formación capitaneada por Estefanía Banini ya hizo historia, visibilizando el rigor, la profesionalidad, y la pasión con que la selección femenina -y feminista- de fútbol juega a la pelota. 

¡Compartílo en las redes!

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.
Cerrar