No nos cuida la policía

Ricardo Chávez, Ricardo León y Fernando Zurita son los tres policías de la provincia de Córdoba que irán a juicio por negarse a custodiar el domicilio de Julia Torres, quien finalmente fue víctima de femicidio en 2014. El femicida Ramón Gonzalía contaba con numerosos antecedentes por violencia sexual y de género. A pesar de ello […]

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 2 minutos de lectura

Ricardo Chávez, Ricardo León y Fernando Zurita son los tres policías de la provincia de Córdoba que irán a juicio por negarse a custodiar el domicilio de Julia Torres, quien finalmente fue víctima de femicidio en 2014. El femicida Ramón Gonzalía contaba con numerosos antecedentes por violencia sexual y de género. A pesar de ello la Policía de Córdoba se negó a arbitrar los medios para cumplir con la protección que debían brindar a Julia

En febrero de 2013 el sargento Ricardo León, el comisario Ricardo Chavez y el subcomisario Fernando Zurita de la Policía de Córdoba se encontraban a cargo de la comisaría de la seccional 16°. Todos ellos se negaron a cumplir las órdenes del Poder Judicial que los obligaba a prestar custodia a Julia Torres.

Como resultado de su deliberada inoperancia, del la omisión de sus deberes como funcionarios públicos, y motivados por una profunda misoginia Julia murió acuchillada por Ramón Gonzalía, a quien había denunciado en numerosas ocasiones. Pocos meses después el primer #NiUnaMenos estremecía al mundo entero.

A resultas de esta conducta, los uniformados pasaron a disposición de la Fiscalía en lo Penal Primera Nominación, quien solicitó al Cámara Criminal que sean elevados a juicio oral y público. La causa está caratulada como "abuso de autoridad" dado que según el Ministerio Público Fiscal, los agentes "dejaron de prestar colaboración al Poder Judicial de esta provincia, a la que se encontraban obligados”.

El 8 de febrero de 2013, mientras la policía de Córdoba se retiraba del domicilio que debía custodiar, Ramón Gonzalía de 40 años embistió con su auto la puerta de la casa y apuñaló a Julia Torres hasta matarla. Ella lo había denunciado en numerosas ocasiones por violencia sexual y de género. El contaba con un prontuario desde los 12 años de edad por violencia machista. La policía, el estado, la justicia miró para otro lado mientras mataban a Lucía.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram