Diez años sin Amy Winehouse y el último Soul en Antofagasta

Al cumplirse una década del fallecimiento de la Reina del Soul quise recorrer su trayectoria musical, su vida frenética y atravesada por los conflictos, las drogas y los desamores. Una crónica que relata cómo la música de Amy Winehouse conmovió desde su Londres natal hasta el último rincón del planeta.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 4 minutos de lectura

Por Emilia Rivero para Enfant Terrible

Amy Winehouse murió a los 27 años hace hoy una década exacta. Sabemos que la suya fue una vida turbulenta, manoseada por la industria y por su entorno, una existencia atravesada por adicciones y por desamores. Sin embargo, su vida breve pero intensa bastó para solidificar simbólica y literalmente -hoy hay una estatua de ella en Camden Town - por siempre, a la reina de Soul.

Amy tuvo una carrera con dos discos de larga duración y de tirada a escala industrial. El primero fue “Frank” en 2003 (nombrado así por su fascinación por Frank Sinatra), del cual Amy nunca estuvo contenta con el resultado. A pesar de eso “Frank” fue recibido muy bien por la crítica y Winehouse dió entonces un paso importante en la escena musical conquistando a las audiencias del Soul y el R&B.

Back to Black: oscuridad y éxito

Tres años después de Frank, Amy aparece ya con una estética más “monstruosa”. Con su peinado característico y sus look Pin-Up, lanza su segundo disco “Back to Black”, estrenado en el año 2006 y que rápidamente alcanzó el puesto número uno en Reino Unido. En este álbum Amy logra lo que muy pocos discos pueden: crear y transmitir una unidad entre todos los temas construyendo un clima visceral para le oyente.

No es casual que en ciertos momentos del disco nos duela un poco el corazón, ya que Amy Winehouse estaba atravesando el momento más conflictivo de su vida entre excesos de alcohol, drogas, bulimia y una ruptura amorosa

Back to Black fue dedicado al amor mas intenso que tuvo la cantante en su vida: Blake Fielder-Civil, con el que había roto luego de que él decidiera volver con su ex novia. Sin embargo, al cabo de unos años y después de tatuarse su nombre a la altura de su corazón, Amy mejora respecto a su estado físico y emocional y se reencuentra con Blake para, meses después, casarse en 2007. Desde ese momento, además de unirse como matrimonio, se embarcaron juntos en el consumo excesivo de drogas duras y es allí cuando Amy vuelve a decaer para nunca recuperarse.

Ni la industria musical, ni sus representantes, ni su propia familia cuidaron y resguardaron a Amy. Por el contrario, se encargaron de exponer a la artista frente a situaciones desfavorables. Existen acusaciones contra su padre Mitch Winehouse, por usar a su hija para ganar dinero. En el documental “Amy”, estrenado en el 2015, se muestran imágenes donde él mismo llevó a papparazzis a una isla donde Amy se encontraba internada por sus adicciones.

Finalmente fue encontrada sin vida en su departamento en Londres, ciudad que la vio crecer y consumirse con la velocidad de las estrellas fugaces. Luego de distintas investigaciones forenses, el resultado de la autopsia fue de muerte por intoxicación etílica. El padre de Amy Winehouse dijo en una entrevista “Todo lo que Amy hizo lo hizo en exceso: bebió en exceso y también se desintoxicó en exceso”.

A pesar de su corta carrera musical y de su alborotada vida la Reina del Soul cantó, compuso y publicó su música desde las entrañas. Da la sensación que cada tema de Amy es un espejo direccionado a sus emociones más profundas. No se necesita una carrera musical de 20 años para generar un impacto y lograr inmortalizarse en la vida de lxs otrxs.

El último soul en Antofagasta

Con su voz de contralto y su deliberada monstruosidad, Amy logró hacer vibrar a cada rincón de este planeta al ritmo del Soul. Prueba de esto es una anécdota que considero que pone el broche a esta historia.

En un remoto supermercado de la región chilena de Antofagasta, Waldo y César compran cervezas. A pesar de que era invierno, el sábado 23 de julio de 2011 hacía calor. Ambos son músicos y se preparan para dar un show por la noche. Mientras algunos integrantes de la banda entran a comprar otros esperaron afuera. Entonces la noticia de la muerte de Winehouse cae como un jarro de agua helada.

Al reunirse toda la banda frente a la puerta del supermercado, César puso a todo lo que daba el volumen de su celular, la canción “Rehab” - tema que se había tomado el tiempo de descargar en su casa porque no tenía internet- y se pusieron a bailar los 3:34 minutos que dura la canción. Sin risas, sin burlas, solamente tratando de imitar los pasos de los coristas en los shows en vivo, para luego seguir con sus vidas e ir a subirse a un escenario seguramente recordando en cada acorde a Amy.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram