Carabineros reprimió el funeral del joven malabarista

El pasado domingo fue enterrado en el cementerio de Puente Alto, Francisco Martínez Romero, el joven malabarista asesinado a tiros por un agente de Carabineros. Durante el funeral fueron brutalmente reprimidos con balas de goma y gases lacrimógenos sus amigos y familiares. Un nuevo video complica la versión del único acusado, el sargento segundo Juan Guillermo González Iturriaga.

Por Lautaro Palacios |

🕒 2 minutos de lectura

Debido a la repercusión del asesinato de Francisco que tuvo lugar en la localidad de Panguipulli el pasado 5 de febrero, el funeral que lo despedió en Bajos de Mena terminó siendo una caravana masiva integrada por personas de todas las edades. Mientras el evento tenía lugar, Carabineros comenzó a lanzar gas lacrimógeno de su "zorrillo" y agua con químicos de sus "guanacos" hacia las personas que se encontraban allí.

A pesar de las hostitilidades, el cuerpo del joven fue despedido con homenajes de otrxs artistas colegas y rodeado de lienzos con consignas como "Sin justicia no habrá paz", "lo mataron por hacer arte", "libertad a los presos por luchar", y "no más represión al pueblo. Justicia para Pancho". Finalmente fue trasladado al cementerio donde fue finalmente enterrado.

Foto: TeleSUR

Hasta ahora el único imputado con arresto domiciliario es el carabinero autor de los disparos Juan Guillermo González Iturriaga, quien se resguarda tras el uniforme para argumentar que actuó "en legítima defensa". Sin embargo, un nuevo video filmado por una cámara de una estación de servicio cercana complica esta versión, ya que se ve cuando el efectivo dispara a Francisco cuando ya se encontraba inmovilizado y baleado en el suelo.

Si tocan a unx, tocan a todxs

El caso del asesinato tuvo una rápida repercusión debido a un video donde se ve al oficial de la fuerza disparándole a quemarropa en la vía pública, sin ningún protocolo de seguridad, con el tránsito en circulación y gran cantidad de personas alrededor. Cuando Francisco estaba en el piso agonizando, la actitud de los efectivos no cambió y de hecho lo remataron.

Esa misma tarde comenzaron las concentraciones a modo de protesta y, llegada la noche, la indignación se transformó en el fuego que incendió una serie de edificios institucionales, entre ellos el Ayuntamiento de Panguipulli y el Juzgado de la Policía Local.

Municipalidad de Panguipulli ardiendo. Fuente: AFP

Se sabe que, para unx malabarista, los machetes son una herramienta de trabajo y por ello no poseen filo. No son armas. El carabinero que disparó a Francisco con su reglamentaria Beretta 92 FS, no lo hizo "en legítima defensa", sino por la impunidad que le otorga la institución que avala sus prácticas. Francisco fue asesinado por hacer arte callejero, por no llevar documento de identidad.

También te puede interesar:

Lautaro Palacios

Estudiante en la Universidad Pública. Paleontólogo frustrado. Amante del Señor de los Anillos.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

#NoEstamosAjenxs #EconomíaComunitaria

Frente a la crisis que instaura el COVID-19, desde Enfant Terrible habilitamos un espacio que pueda nuclear a los emprendimientos locales de Córdoba.

Seguí leyendo 🙌
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram