Elecciones en Ecuador: hacia un balotaje progresista

El candidato del correísmo Andrés Arauz se impuso en las elecciones ecuatorianas con el 32,2% de los votos, seguido por el indígena ambientalista Yaku Pérez que sumó el19,7% de los votos. Ambos disputarán un balotaje el próximo 11 de abril. Atrás quedó el candidato de la derecha y los bancos, Guillermo Lasso con el 19,6% de los votos y en último lugar Ximena Peña ahijada política de Lenín Moreno con un escaso 1,6%. Ahora, ¿Qué expresan estos resultados?

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 2 minutos de lectura
foto: Getty

La noche electoral en Ecuador dejó grandes conclusiones políticas para el continente y el país. El esperado regreso del correísmo, expresado en la candidatura de Unión por la Esperanza que encabeza Andrés Arauz logró imponerse como primera fuerza con el 32,2% de los votos que, sin embargo, no son suficientes para darle la presidencia en primera vuelta.

Será el 11 de abril la fecha de la segunda ronda electoral en que el Arauz disputará un balotaje con el indígena ambientalista Yaku Pérez, candidato del frente Pachakútec, que aglutinó el 19,7% de los votos. Si bien el recuento definitivo de los votos se dará a conocer en los próximos días, este resultado evidencia un empate técnico entre el candidato del indigenismo y el candidato de los bancos y la derecha, el liberal Guillermo Lasso, que cosechó el 19,6% de los votos.

Estos resultados son una prueba contundente y ejemplar de conclusiones políticas a nivel latinoamericano. El ecuador de Lenín Moreno, quien fuera apoyado en 2017 por la base electoral y política del correísmo, dio un giro de 180 grados para aplicar la agenda económica del neoliberalismo apenas asumir. El costo político de esta traición se evidencia en que su candidata, Ximena Peña, la única mujer disputando la elección, quedó en último lugar con apenas el 1,7% de respaldo electoral. Nunca un oficialismo había pasado de ser gobierno a quedar en el más bajo escalafón electoral.

Y es que el electorado no es idiota, mal que le pese a las corporaciones de marketing político y a las encuestadoras que miden la intención de voto. Tras la suba de precios en transporte, el aumento del combustible y la quita de subsidios estatales a los hidrocarburos que hace dos años incendiaron la pradera ecuatoriana, las clases populares ecuatorianas abandonaron el escaso respaldo que los vinculaba con el oficialismo de Moreno y comenzó a reorganizarse en la oposición, cobrando fuerza el campo de la izquierda y la centroizquierda progresista.

Este fuerte choque social redundó en el pésimo resultado electoral del morenismo y el sorpasso de fuerzas políticas como Pachakúti (vinculado a la Comisión Nacional Indígena de Ecuador) y al candidato de Rafael Correa (quien permanece exiliado en Bélgica) y la centroizquierda en general.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

#NoEstamosAjenxs #EconomíaComunitaria

Frente a la crisis que instaura el COVID-19, desde Enfant Terrible habilitamos un espacio que pueda nuclear a los emprendimientos locales de Córdoba.

Seguí leyendo 🙌
searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram