A los 81 años de edad falleció esta mañana el ex mandatario Fernando De La Rúa en la Clínica Fleni, el gobierno decretó 3 días de luto nacional. Fue el último presidente radical, impulsor de la Ley de Flexibilización Laboral, contrajo 144 mil millones en deuda con el FMI, sobornó senadores opositores y decretó el Estado de Sitio durante el que fueron asesinadas 39 personas.

El “presidente aburrido” fue internado en la tarde de ayer tras varias complicaciones cardiovasculares y renales, pocas horas después fue trasladado desde el barrio de Colegiales a la Clínica Fleni donde finalmente falleció esta mañana, tenía 81 años.

Dicen que soy aburrido

Fernando “Chupete” De La Rúa nació en Córdoba en 1937 y tras egresar del Liceo Militar General Paz ingresó a la carrera de Derecho en la UNC, ya como militante de la Franja Morada. Tras mudarse a Buenos Aires y permanecer trabajando como abogado privado durante la dictadura militar, entró como senador tras el triunfo de Alfonsín en 1989, cargo que ocupó hasta ser nombrado jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en 1996.

La “Alianza” con el Frepaso del Chacho Álvarez lo catapultó a la presidencia de la nación tras vencer en internas a Graciela Fernández Meijide. La candidatura de centro izquierda claudicó pronto a las recetas del Fondo Monetario contrayendo un total de 144 mil millones de dólares en deuda y profundizando el ajuste y la destrucción de la industria nacional, que ya estaba fuertemente golpeada por el menemismo. 

Coimas en el Senado y Estado de Sitio

Durante aquellos años impulsó la Ley Nacional 25.250 o Ley de Flexibiliación Laboral con el objetivo de eliminar convenios colectivos de trabajo, y buscando partir la resistencia de trabajadores ocupados y desocupados que venían organizándose desde el menemato con la experiencia del Movimiento Piquetero en pleno auge. Para conseguir el acuerdo de la oposición De La Rúa ofreció sobornos a opositores peronistas para que voten la Ley, como trascendió poco después en el escándalo de “las coimas en el senado”, a través del servicio Fernando Santibañes, banquero y por entonces jefe de la SIDE (Secretaría de Inteligencia).

 Foto: Fernando Gens

Tras sumir a la Argentina en su peor crisis política y social desde la caída de la dictadura y apenas 3 años después de ser nombrado presidente, Fernando De La Rúa no pudo continuar gobernando. El 2º de diciembre con el anuncio de El Corralito se incendiaron las calles y la bronca popular estalló contra el gobierno. Ante la pueblada generalizada De La Rúa dictó el Estado de Sitio cuya represión feroz se cobraría 39 vidas entre el 19 y el 20 de Diciembre de 2001. Chupete murió impune, sin pagar por los crímenes cometidos. 

¡Compartílo en las redes!

Santiago Torrado

Menorquín en Argentina. Fotógrafx documental. Discuto política a los gritos y tengo un perro que se llama Lupo.
Cerrar