Generic selectors
Coincidencias exactas solamente
Buscar por título
Search in content
Buscar por notas

Una pandemia de fake news y odio de clase

04/05/2020

Tras el fallo de la Cámara de Casación bonaerense que habilita la liberación de personas en situación de riesgo de contraer Covid-19 dentro de las cárceles, todo el arco opositor ha desplegado una ofensiva de fake news y lobby mediático contra el gobierno. La fiscalía del tribunal solicitó a la Corte Suprema que deje sin efecto el fallo mientras los presos continúan hacinados y sin herramientas para prevenir el virus. Aquí te dejamos algunas claves para desmitificar la supuesta "liberación masiva de violadores y narcos"

Foto de Andres Masotto

El pasado 13 de abril la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de Alto Comisionado de las Naciones Unidas, instaron a los Estados a reducir la sobrepoblación en los centros de detención como una medida de contención de la pandemia de Coronavirus. Esta declaración derivó en el beneficio de prisión domiciliaria para "personas de riesgo"en las cárceles de todo el mundo. Sin embargo, a contracorriente de las sugerencias de la ONU, la derecha argentina ha puesto el grito en el cielo durante la última semana por la supuesta "liberación masiva de violadores y narcotraficantes".


Así fue como una ola de noticias tendenciosas o directamente fake news inundó las redes y los portales de noticias durante toda la semana pasada. Todo ello sin contar con el audio de whatsapp -delirium tremens- de la senadora macrista Felicitas Beccar Varela, que declaró que "El Covid19 es una excusa para fundir el país" y que la liberación de presos sería para "organizar patrullas que amenacen a jueces y expropien el capital".

Beccar Varela

A pesar del relato kafkiano del macrismo y sus grupos afines, el juez Víctor Violini de la Cámara de Casación bonaerense falló a favor de la libertad a 2400 personas cuyos delitos son menores, escasamente lesivos, y en muchos casos presentaban enfermedades coronarias y/o pulmonares, VIH, o tuberculosis. A raíz de este fallo, la jueza de Ejecución de Quilmes Julia Márquez, denunció sin poder probarlo, que serían liberados 176 violadores condenados. También afirmó en Twitter que recibieron la libertad “1076 personas con delitos contra la propiedad”. Pocos días después se ha podido comprobar que no solamente los datos eran falsos, sino que fue la propia Márquez quien meses atrás dispuso la libertad de un homicida condenado a 11 años de prisión por tener factores de riesgo de contraer Covid-19.

Foto de Andrés Masotto

La campaña logró que los hastags #NoLiberenALosPresos y #AlbertoLiberaVioladores se convirtieran trending topic en argentina en las principales redes sociales. Así, el despliegue mediático logró reconstruir algo del mermado capital político de la derecha neoliberal argentina. Aquí desmentimos algunos de sus argumentos:

Liberan miles de asesinos

Las medidas del fallo contemplan la prisión domiciliaria o bien la libertad vigilada para presos mayores de 65, con dolencias o enfermedades previas muy concretas. En su cuenta de Twitter el juez Violini aclaró: “El Habeas corpus colectivo que resolví no permite el arresto domiciliario de: delitos cometidos con armas, delitos de violencia de género, delitos de abuso sexual o delitos cometidos con violencia”.

Son todos narcotraficantes

Según datos del Sistema Penitenciario Federal (SPF) el 45% de los presos por delitos ordinarios (como robos sin despliegue de violencia o narcomenudeo a baja escala) permanecen en prisión sin condena firme. Esto es, sin que se haya probado su culpabilidad en el delito que se le imputa. En una sistema penitenciario sobrepoblado como el argentino, que mantiene a 63.000 personas en situación de privación de libertad, casi 30.000 personas permanecen detenidas sin derecho a la presunción de inocencia.

Femicidas y violadores por las calles

Una de las noticias más reproducidas por medios opositores como Infobae o TN fue la del femicidio de Sandra Benítez a manos de su ex pareja Gustavo Di Matteo. Según los portales de noticias el asesino habría sido liberado tras la resolución del tribunal de Casación Bonaerense días antes de cometer el femicidio. Sin embargo Di Matteo fue liberado en octubre del año pasado, en un fallo que no guardaba ninguna relación con las medidas sanitarias para prevención de Coronavirus.

Partícipe necesaria de esta campaña malintencionada fue, de nuevo, la jueza de Quilmes Julia Márquez quien finalmente debió pedir disculpas por difundir que entre los 2400 beneficiarios de la prisión preventiva, se encontraban 172 abusadores y femcididas, lo que resultó ser completamente falso. No estoy diciendo que en un día salieron 172 abusadores ni nada, sino que en un día hay 172 personas que recuperaron la libertad bajo distintos institutos” aclaró vía Twitter.

Foto de Andrés Masotto

"La gente bien"

Algo más preocupante que el relato punitivista y amigo del gatillo fácil se desliza tras el discurso de la derecha cavernaria argentina. El pedido masivo de trolls y operadores mediáticos para que "los chorros se mueran en la cárcel" no parte solamente de negar la realidad del sistema penitenciario y su lógica de castigo y hacinamiento, sino de la negación total del otro, el preso, el negro, el pobre como sujeto de derecho.

Santiago Torrado

Menorquín en Argentina. Fotógrafx documental. Discuto política a los gritos y tengo un perro que se llama Lupo.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram