Generic selectors
Coincidencias exactas solamente
Buscar por título
Search in content
Buscar por notas

Una patria para todes

La Revolución de Mayo que hoy cumple 210 años abrió las puertas a la lucha por la total independencia Argentina y latinoamericana. Un capítulo atravesado por los intereses contrapuestos de patriotas y patricios, de revolucionarios y realistas que aún no ha terminado de cerrarse

Si la historia se repite primero como tragedia y luego como farsa, podemos considerar que los hechos que condujeron a la autonomía y posterior independencia argentina y latinoamericana aún pelean por consolidarse. Aquel Cabildo Abierto de hace 210 años abrió la primera grieta, que polarizó la discusión política entorno a un proyecto de país autónomo pero con respeto por los derechos divinos del querido rey Fernando VII, o bien la independencia política y económica, la soberanía territorial y la libertad individual y colectiva.

Puertas adentro del Cabildo, conservadores y revolucionarios discutieron durante toda la "Semana de Mayo" qué hacer frente a la caída de la Junta de Sevilla que administraba las colonias americanas, y sobretodo qué hacer con el virrey Cisneros, que la mañana del 25 de mayo abandonó definitivamente toda pretensión de continuar gobernando tras haber perdido el apoyo del regimiento de Patricios -integrado por la oligarquía y la aristocracia local-. Poco después del Cabildo Abierto fue embarcado por orden de Liniers en un buque inglés para nunca más volver.

El pueblo quiere saber de que se trata

Pero lo interesante sucedía puertas afuera del Cabildo. Una sumatoria de acontecimientos políticos y militares habían engrasado la maquinaria revolucionaria, que sólo algunos vocales de la Primera Junta como Moreno, Belgrano o Castelli representaban. No es cierto que aquel 25 salió el sol frío de mayo a alumbrar la primera y tímida declaración de autonomía argentina, tampoco los negros libertos repartían escarapelas y empanadas junto French y Beruti al grito manoseado de !Viva la Patria!

La memoria es un dispositivo político e histórico que impregna sus conclusiones en los cuerpos y las mentes. Así fue que el pueblo bajo, mixtura de pobres mestizos, indios, originarios, criollos y negros ya conformaba la "Legión Infernal". Aquellas milicias populares también conocidas como "chisperos", resistió dos invasiones de la armada inglesa - en aquel momento la mas poderosa del mundo- cuando los militares regulares ya se habían rendido. Aquella mañana de lluvia se convocaron a las puertas del cabildo. Abran las puertas que el pueblo quiere saber de qué se trata.

Una patria ¿para todes?

La ruptura de la relación de dominio colonial, trajo la disputa por la creación del Estado y la consolidación de algo hasta el momento inexistente: la Nación. Para ello fue necesaria la construcción de un nuevo orden político fundado en una nueva legitimidad política: la voluntad general de Rousseau defendida por Mariano Moreno. Es así que pacto social, soberanía popular y amor a la patria serán los fundamentos del nuevo Estado.

Sin embargo aquel proyecto que removió a la monarquía y soñaba establecer un gobierno local, encuentra sus límites en 1812 por que no logró ser una revolución social. Hubo un cambio económico y político que asentó las bases para la conformación y consolidación de la burguesía nacional, pero no se logró trastocar las estructuras sociales de la colonia.

La revolución iniciada por las élites criollas, que había iniciado como un proceso de profunda transformación desde abajo, desde la libertad y la igualdad quedó limitado por los intereses de estancieros, oligarcas, clérigos y hacendados locales que no veían con buenos ojos la indiada gauchesca y multicolor que acompañaba las proclamas de la naciente argentina.

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram