Generic selectors
Coincidencias exactas solamente
Buscar por título
Search in content
Buscar por notas

La diversión de la oligarquía local

15/01/2020

Federico Álvarez del Castillo es un empresario textil vinculado al macrismo que viralizó un vídeo donde -presuntamente- el especulador inmobiliario Eduardo "Pacha" Cantón arroja desde un helicóptero un cerdo -o cordero- vivo a la pileta de su casa de verano en Uruguay. El #ChanchoGate ha suscitado repudios y silencios cómplices. La cultura de la dominación y la brutalidad del acto evidencian la impunidad con que se manejan las clases dominantes.

Álvarez del Castillo es el dueño de una empresa textil que comercializa ropa llamada Etiqueta Negra. Como empresario está estrechamente vinculado al macrismo, de cuyo equipo de gobierno opinaba en 2017 de esta guisa: "Macri esta manejando la Argentina con capacidad y convocando a un grupo de líderes que lo siguen con pasión, como Larreta, Peña, Vidal, Sturzenegger”. Un equipo de cracks”.

Como si estas declaraciones no pintaran de cuerpo entero a su protagonista, las repercusiones del #ChanchoGate -como bautizaron en twitter el episodio tras la viralización del video-, Álvarez del Castillo salio al cruce de las acusaciones. "Somos víctimas de un acto de vandalismo" publicó en su Instagram. La victimización del agresor a la orden del día. Una ola de repudios recorrió las redes sociales, aunque también hay quien defiende subrepticiamente al empresario. Por ejemplo Andrés Calamaro, ferviente defensor de la tauromaquia, que le dedicó varios poemas de dudoso gusto al episodio.

Según trascendió en las últimas horas el propietario del helicóptero desde el que se lanzó al animal es Eduardo "Pacha" Cantón, especulador inmobiliario y dueño de dos helipuertos en Uruguay. Cantón está vinculado al ex asesor de Carlos Menem Emir Yoma. No es esta la primera vez que el empresario está en el centro de la polémica: en 2012 embistió con su yate a una familia que paseaba en bote por el Delta de San Fernando matando a una mujer de 26 años y su hija de dos. "Nunca quisieron reconocer su culpabilidad e intentaron escaparse, pero por suerte los detuvieron a tiempo" destacaron entonces las víctimas.

La bronca que incendia las redes sociales va en aumento tras conocerse las opiniones del reconocido veterninario Juan Enrique Romero que, tras analizar las imágenes del vídeo declaró que “tuvo un terrible estrés y fue previo a su muerte, que fue por el impacto”. Mientras avanzan las investigaciones para determinar la responsabilidad del "acto vandálico" cabe preguntarse si la impunidad con la que pretenden salir -airosos- ambos empresarios históricamente vinculados a la decadente oligarquía local, no se sienten -otra vez- dueños de la vida y de la muerte de otros. Hacen, en el fondo, lo que quieren, porque pueden.

Santiago Torrado

Menorquín en Argentina. Fotógrafx documental. Discuto política a los gritos y tengo un perro que se llama Lupo.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram