Luciana Echevarría: "Hay que dejar de ser un frente para transformarnos en un movimiento político"

De cara a las elecciones primarios, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) hablamos con Luciana Echevarría, docente secundaria como universitaria y pre candidata a diputada nacional por el Movimiento Socialista de Trabajadores (MST) dentro del Frente de Izquierda Unidad (FITU). Junto a Raúl Gómez, pre candidato a senador, se preparan desde Córdoba para las internas en el Frente. Si bien la Unidad es el camino, aún quedan por revisar lógicas que aíslan a la izquierda de nuevas y diversas expresiones políticas, y terminan por ahogarla en el sectarismo dogmático.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 8 minutos de lectura

El 12 de septiembre las PASO definirán cómo se renuevan las bancas en las Cámaras de Diputades y Senadores en el Congreso de la Nación. En Córdoba, las principales fuerzas están concentradas en el oficialismo provincial de Hacemos Por Córdoba (HxC) con Natalia de la Sota y Alejandra Vigo a la cabeza, quienes traen consigo los aires del cordobesismo recalcitrante y el apoyo de sectores eclesiales. Algo similar sucede con el Frente de Todos (FdT) donde irán Carlos Caserio, afín al schiarettismo y Martín Gil, cercano al Opus Dei. Por otro lado, el macrismo no ha podido unificar una lista a pesar de encontrarse en su bastión electoral y se desparramó en cuatro listas.

Ante este panorama se encuentra el Frente de Izquierda Unidad (FITU) aspirando a fortalecer su caudal de votos. En este marco hablamos con Luciana Echevarría, docente en escuela secundaria y también en la Universidad Nacional de Córdoba en la cátedra de Introducción a la Comunicación (Facultad de Ciencias de la Comunicación) y en el Seminario de Patriarcado y Regímenes Políticos. En 2019 fue electa legisladora provincial y hoy se postula como pre candidata a diputada nacional junto a Raúl Gómez, pre candidato a senador por el Movimiento Socialista de Trabajadores (MST).

-¿Cómo se preparan para estas elecciones inéditas por su particular contexto?

-Vemos una oportunidad única de poder repensar todo, de patear el tablero con las reglas que nos quieren imponer en relación a la deuda externa, al sistema de salud que sigue siendo un negocio para unos pocos, en las prioridades para los gobiernos. La izquierda es el único espacio político que tiene propuestas para cada uno de los problemas estructurales que no empezaron con la pandemia y hoy no sólo son necesarias, sino también se ven como posibles. Al mismo tiempo, -la izquierda- es la única que está poniendo el cuerpo en las calles mientras el resto da la espalda, lo cual amerita que abramos algunos debates para adentro sobre cómo poder aprovecharlo a fondo y llegar a millones, porque nos falta ese salto.

Si bien la izquierda viene consiguiendo algunas bancas y hemos logrado después de mucho tiempo el FITU que nos reclamaba la gente, con lo que somos no alcanza. En ese marco, en estas elecciones vamos a internas porque queremos una instancia democrática de conformación de listas, lo cual marca una diferencia con otros espacios políticos donde ponen a los candidatos a dedo, pero también para poder visibilizar estos debates.

Estamos juntos pero no significa que pensemos lo mismo y es necesario revisarlo para no ser una fuerza testimonial.

Si vos te pones a pensar, hay más izquierda afuera de los partidos que adentro, entonces debemos revisar cómo organizarnos con el activismo feminista, ambiental, de derechos humanos que existe afortunadamente en nuestra provincia y en el país. Pensar qué lugar les podemos dar en el FITU y para eso debemos dejar de ser una mera alianza electoral entre cuatro fuerzas como es hoy, para transformarnos en un gran movimiento político de izquierda, donde tenga lugar la izquierda social.

-¿Cuáles barreras impiden esa efectiva inclusión?

-Antes del cierre de listas habíamos hecho una convocatoria más amplia, una 'gran PASO' de toda la izquierda llamando también a otras fuerzas y colectivos, podía ser algo muy potente generando un movimiento participativo. Las otras fuerzas no quisieron ser parte de eso. Para que el FITU se haya podido presentar hay un programa común y también se elabora una especie de reglamento interno. Las otras tres fuerzas (Izquierda Socialista, PTS y Partido Obrero) acordaron dejándonos en minoría, un reglamento que establece trabas para la incorporación de candidatos independientes en las listas.

Por otro lado, establecieron un piso de más del 20% para las listas internas como la nuestra para poder ingresar en la rotación de bancas. Es decir, para afuera plantean que son democráticos porque las bancas obtenidas se rotan, pero te ponen un piso para poder acceder a eso. Es contradictorio criticar el piso proscriptivo del 1,5% en las PASO y después replicar la misma lógica hacia adentro del Frente y además eso desalienta la incorporación de nuevos sectores. Después están los intentos de hegemonizar el Frente con candidaturas eternas, como el caso de Córdoba donde Liliana Olivero que tiene toda su trayectoria, pero es cabeza de lista desde los 90's en todas las elecciones. No promueve que otros sectores se sumen a espacios donde hay candidaturas inamovibles.

Luciana hace referencia al panorama latinoamericano, donde las diversas revueltas y expresiones muestran el descontento frente al modelo capitalista neoliberal de derecha, en países donde por tanto tiempo se ha acomodado como Colombia o Chile, así como Perú donde emergió la izquierda recientemente:

-¿Qué políticas se da la izquierda partidaria hacia todos esos sectores? Hay un montón de expresiones que son de izquierda pero están fuera de los partidos y terminan muchas veces votando a otros espacio políticos porque no termina de haber en la izquierda cierta apertura.

Nuestro planteo es que hace falta una renovación generacional de la izquierda, porque son las nuevas generaciones quienes están haciendo los grandes cambios en el mundo, así como una renovación más profunda, de pensar nuevas formas de llegar con nuestras propuestas a más personas. Dejar de repetir frases y pensar cómo es la mejor manera para que se entienda lo que queremos decir. Pero también debemos pensar nuevas formas organizativas, porque si no salimos de esta estructura con un frente electoral sólo entre partidos, va a ser difícil que podamos hacer algo más grande.

-¿Por qué aún existe esta fragmentación y qué falta para avanzar en las discusiones?

-Algunos sectores de izquierda comenten el error de buscar siempre las responsabilidades afuera. Si vos tenés las mejores propuestas, sos la que siempre está en las calles y la gente lo reconoce, pero no te ve como alternativa de Gobierno, me parece que se tiene que repensar cómo posicionarse frente a algunas cosas. Por ejemplo, lo que pasó en 2001 fue como un click porque la gente hizo de todo, tiró abajo cinco presidentes, se organizó en asambleas barriales, y sin embargo después vino alguien como Duhalde. ¿Por qué en un momento como ese la izquierda no fue una alternativa? Hace falta autocrítica en muchos sectores de izquierda, como el hecho de andar con un izquierdómetro a ver quién es más o menos puro, o hegemonizar una vez más las cabezas de lista. Por otro lado el Partido Obrero (PO) diciendo abiertamente estar en contra de ampliar la izquierda. Esto hace que desde afuera se vea sólo eso, que están buenas las propuestas pero que algo le falta.

Dentro de los votantes del Gobierno Nacional hay un activismo progresista, por decirlo de alguna manera, con el cual compartimos distintas peleas y demás. Entonces podríamos traccionar a esos sectores hacia los nuestros, pero a condición de que podamos pensar con otra apertura.

¿En esta campaña electoral, qué diferencia a la izquierda de los sectores como el justicialismo o Juntos por el Cambio (JxC)?

-La nuestra es una pelea muy desigual porque somos fuerzas que hacemos todo a pulmón, no tenemos empresarios que nos banquen las campañas y estamos orgullosos de que así sea, porque no hay ningún empresario interesado en nuestra campaña y no queremos que nadie condicione nuestra política. Sí es un problema a la hora poder llegar a más personas con nuestras propuestas, pero tenemos un plus al haber militancia genuina, con convicciones y no porque les den plata -porque nunca la hay-. Hay una juventud que patea las distintas ciudades de la provincia tratando de llegar casa por casa con los volantes, esa siempre es la tónica de nuestras campañas.

El oficialismo -HxC- no sólo tiene muchos fondos, sino que utiliza los fondos públicos.

Toda la pauta oficial que bancamos los cordobeses y cordobesas, hace tiempo está siendo utilizada con fines electorales para Hacemos Por Córdoba. Incluso en la Legislatura de Córdoba lo hemos planteado, cuando aparecía Alejandra Vigo en todas las propagandas oficiales y no era una funcionaria provincial, sino diputada de un bloque político. Pero el Gobierno Nacional también hace campaña con los fondos que se destinan a las obras, con algo que en realidad es una cuestión institucional y corresponde hacer más allá de los colores políticos. Lo mismo JxC que gobierna en distintas provincias y además tienen grandes empresas y grupos que los bancan.

Esta campaña es más atípica y va mucho por redes sociales. Hace tiempo que las redes sociales son espacios donde hay que disponer de muchos fondos para llegar a más gente con tus spots y propuestas. Pero en nuestro caso particular, tenemos el plus de poder mostrar con hechos lo que venimos haciendo en la Legislatura. Hace tiempo tenemos lo que se llama banca abierta, un mecanismo de ida y vuelta con la gente para comunicarnos inquietudes así como proyectos. Fuimos en pocos meses elaborando más de 170 proyectos así, colectivamente, llevando problemáticas que nadie lleva. Entrando a mi página se puede ver toda nuestra labor legislativa, nuestras propuestas, nuestro contacto para poder escribirme directamente. Es algo que no vemos en otros espacios políticos y lo que estamos proponiendo es poder llevar este modelo de banca abierta al Congreso de la Nación.

-¿Qué propuestas llevarían al Congreso?

-Si bien en la Legislatura hay problemáticas locales, hay lagunas que se pueden trasladar a un plano nacional. Por ejemplo, el paquete de crianza compartida para que se extiendan las licencias por paternidad y no seguir naturalizando que las tareas de cuidado recaigan sobre las mujeres. Que haya jardines infantiles gratuitos porque hoy sólo puede acceder un sector y las familias de sectores más humildes no, lo cual también dificulta el acceso de las mujeres al mercado de trabajo por ejemplo.

Con respecto a las cuestiones ambientales también hemos presentado muchas iniciativas. Hoy en día la única instancia democrática que prevé la ley cuando hay un emprendimiento con impacto ambiental, son las famosas audiencias públicas y pasa como en la autovía de Punilla donde se anotan más de 800 personas, en su mayoría en contra de la iniciativa, sin embargo el Gobierno avanza. En esos casos proponemos que se hagan consultas populares vinculantes con las comunidades afectadas para que puedan decidir. También pedidos de informe para acceder a información pública que muchas veces nos es negada.

Un proyecto que presentamos acá y pensamos trasladar al Congreso es la reducción de la edad jubilatoria, porque creemos que por un lado, es una acción reparatoria para todos los trabajadores que han perdido derechos con los sucesivos ajustes. Yo lo presenté en relación a los servicios esenciales de salud y educación, donde también se concentran la mayor cantidad de tareas desgastantes. A su vez tiene otro punto positivo al reducir la edad jubilatoria, porque genera nuevas fuentes de trabajo para las camadas más jóvenes. Esto junto con reducir la jornada laboral de todos a seis horas, para que se puedan repartir las horas de trabajo con más personas -sin reducción de salario por su puesto-.

Como te decía antes, en nuestra página no sólo tenemos lo que venimos haciendo en la Legislatura, sino también nuestra plataforma de propuesta por tema: juventud, cultura, vivienda, economía. Son ideas, pero el desafío es que se sumen nuevas propuestas.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram