Maniobra para repuntar: Piñera aviva el conflicto oceánico

El Gobierno de Sebastián Piñera ha reavivado un conflicto con Argentina por la soberanía marítima en el área más austral de los límites entre ambos países. El reclamo sobre una zona que es considerada patrimonio de la humanidad fue caracterizado como una maniobra electoral de cara a 2023 ya que la imagen del presidente chileno se halla muy desgastada por los procesos populares del país hermano.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 2 minutos de lectura

El Gobierno de Chile oficializó una nueva jurisdicción marítima el pasado viernes 27 de agosto a través de la Carta Náutica N° 8, donde el país vecino declaró las áreas jurisdiccionales marítimas nacionales y delimita su plataforma continental.

No obstante, la Cancillería argentina acusó a Chile de intentar "apropiarse" de territorio argentino y de una extensa área de los fondos marinos y oceánicos, espacio que forma parte del Patrimonio Común de la Humanidad conforme la Convención de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Derecho del Mar. Sin embargo, el presidente de Chile Sebastián Piñera, defendió la nueva jurisdicción alegando que "defiende la soberanía".

El área conocida como la medialuna, se encuentra en la zona más austral de Sudamérica y abarca más de 5.000 kilómetros cuadrados, desde punta Puga hasta islas Diego Ramírez (Región de Magallanes), extiéndose por el sur hacia el este del meridiano Cabo de Hornos.

En 2009 la medialuna fue incluida en la plataforma continental argentina y aprobada en el Congreso Nacional, ratificada luego por ONU sin objeción de Chile. De hecho, en 2020 Argentina presentó un nuevo mapa de plataforma continental y las posiciones se mantuvieron. Según Cancillería argentina, la actitud de Chile no respeta el Tratado de Paz y Amistad de 1984, firmado por ambos países para la solución del conflicto marítimo por el Canal de Beagle.

Este conflicto fue oportunamente reavivado por Sebastián Piñera que se encuentra próximo a cumplir su mandato en marzo 2022. Si bien en Chile se celebrarán elecciones presidenciales el 21 de noviembre, Piñera no puede presentarse, aunque apoya al espacio por el cual se postula Sebastián Sichel. En este sentido, desde el Gobierno argentino caracterizaron la resolución chilena como una maniobra electoral.

La figura de Piñera se encuentra en mínimos históricos debido a las sistemáticas violaciones de derechos humanos y la falta de apertura política para colaborar con la Reforma Constituyente. Esta última resulta un desafío político que colisiona con los intereses de la derecha oficialista en Chile, la cual se opone a los lineamientos de protección ambiental, información pública, participación ciudadana y reconocimiento de los territorios ancestrales de la nación mapuche.

El movimiento de Piñera coincide de cierta manera, por ejemplo, con las estrategias militares durante la dictadura argentina, la cual inició el conflicto bélico en las Islas Malvinas contra Inglaterra. El régimen militar se encontraba públicamente debilitado debido a las reiteradas denuncias por violaciones de derechos humanos. Como distracción, los militares apelaron al nacionalismo reavivando un histórico conflicto por "la soberanía" argentina.

Foto de portada: Andres Pina/ Aton Chile.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram