fbpx
Despidos Rio Tercero Fabricaciones Militares

A partir del día de ayer, más de 100 empleadxs de Fabricaciones Militares de Río Tercero, Villa María y Fray Luis Beltrán se transformaron en despedidxs.

De la mano de Luis Rivas como interventor, en una carta dirigida a las sedes se justificaron los despidos para ‘evitar el cierre absoluto’.

La situación generó una concentración frente a las porterías de cada sede, donde después de la lista de despido, se obligaban a lxs empleadxs a irse por coacción de las fuerzas de seguridad. En la sede de Río Tercero, por ejemplo, contaba por más de 100 efectivos de Gendarmería para ‘salvaguardar la integridad de las instalaciones’.


“Los gendarmes vienen a conmemorar el fallecimiento del General San Martín”, dijo un vocero de la patronal, ante el requerimiento de los trabajadores sobre porqué fueron desplegados 100 efectivos de gendarmería nacional en la puerta de Fabricaciones Militares de Río Tercero.

“Mentira, vienen a reprimir”, respondió Emiliano, delegado de esa sede, donde se vivieron momentos de angustia y de tensión al enumerar con nombre y apellido, los 59 despidos.

“Si los gendarmes no se van, nosotros tampoco desalojamos”, apuntó.


Una tendencia que se repite

Fabricaciones Militares, cuyas 4 fábricas dependen del Ministerio de Defensa, vienen siendo vaciadas desde hace dos años, según denuncian lxs trabajadorxs.

El ejemplo más concreto fue la seguidilla de despidos del diciembre del 2017, que atravesó a las 4 plantas existentes y llevó una a su cierre definitivo.

En Río Tercero hubo 25 cesantías, mientras que en Villa María hubo 28 despidos.

En Jachal, San Juan, la sede más chica de Fabricaciones Militares, a causa de los despidos de diciembre pasado hoy cuenta con 27 empleadxs.

Hasta enero de este año, la localidad bonaerense de Azul contaba la quinta fábrica, cuyos 230 empleadxs fueron despedidxs y la fábrica finalmente cerrada.


¡Compartílo en las redes!

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.
Cerrar