La muerte Cristina Aguilar y Jorgelina Díaz a su regreso de una asamblea de trabajadorxs de la educación recrudece el conflicto en Chubut. Las centrales sindicales docentes han impulsado un paro en todo el país en solidaridad. Por su parte el gobernador Arcioni se niega a declarar la emergencia educativa por el conflicto que ya se extiende por 63 días y acusó al gobierno nacional de hipócrita e irresponsable. Afirmó que no va a renunciar “bajo ningún punto de vista” tras aumentarse el sueldo 100% y negarse a dar respuesta a los reclamos de los docentes.

Desde la asunción de Mario Arcioni como gobernador de Chubut en 2017, su gabinete ha cambiado de ministro de Educación 3 veces. A pesar de los cambios nominales en el ejecutivo, la política gubernamental con respecto al conflicto con los docentes sigue siendo la misma. Tras la muerte de Cristina Aguilar (55) y Jorgelina Díaz (52) en un accidente de tránsito al regreso de una protesta de trabajadores de la educación, la situación se ha tornado insostenible.

Con el recrudecimiento de las medidas de fuerza, la provincia dejó de pagar obras sociales y salarios, las paritarias se encuentran congeladas muy por debajo de la inflación, y las obras para mejoras edilicias en los colegios provinciales están paralizadas, subejecutadas o directamente no existen. El titular de CTERA, Roberto Baradel brindó una conferencia de prensa tras el fallecimiento de las dos docentes chubutenses. “Son muertes evitables que no tendría que haber sucedido. Hace nueve semanas que los docentes están en conflicto y hace cinco de paro. Es necesario una resolución urgente del conflicto” declaró.

¿Donde está la Prata?

Por su parte el gobernador Mariano Arcioni refuerza su ataque a los docentes y se niega a declarar la emergencia educativa como reclaman los trabajadores de la educación para poner fin al conflicto. A pesar de negarse a otorgar un aumento salarial o a discutir los reclamos de los trabajadores, el mandatario provincial se subió el sueldo un 100% por lo que todo el arco opositor exige su renuncia, posibilidad que no contempla “bajo ningún punto de vista” según la edición matutina de Clarín.

Tras el fallecimiento de las docentes el gobierno chubutense ordenó reprimir a los docentes que, con justa bronca tras la muerte de sus compañeras, protestaron con piquetes frente a la legislatura provincial. Posteriormente declaró dos días de luto provincial. Hoy jueves, Arcioni buscó una mano amiga en el ejecutivo nacional y sostuvo una reunión con el ministro de Interior Rogelio Frigerio al que le solicitó 2000 millones de pesos del fondo de coparticipación para hacer frente a la crisis, que se suman a los 127 millones que ya fueron entregados a principio de año y cuyo paradero se desconoce. Tras la negativa ,el gobernador responsabilizó al ejecutivo nacional por no darle “ni agua” a Chubut y llamó “hipócrita” e “irresponsable” al ministro de Educación Federico Finocchiaro.

¡Compartílo en las redes!

Santiago Torrado

Menorquín en Argentina. Fotógrafx documental. Discuto política a los gritos y tengo un perro que se llama Lupo.
Cerrar