Tras el derrumbe electoral de Juntos x el Cambio y el golpe de los mercados por el resultado de las PASO, Mauricio Macri enfrenta fuertes críticas internas y externas. Preparan medidas para aliviar la presión fiscal y recuperar el voto de la clase media. El dólar continúa subiendo a pesar de la venta millonaria del BCRA, analistas políticos de todos los colores y de dentro y fuera del país dan por agotada la era Macri.

El sabe que estuvo mal” cita la edición digital del diario Clarín a un supuesto “peso pesado” de JxC, en relación a la conferencia de prensa brindada ayer por la tarde por Mauricio Macri y su compañero de fórmula Miguel Ángel Pichetto. Además de echarle la culpa a los votantes del golpe de los mercados, no anunciaron ninguna medida para frenar la devaluación del peso (o el aumento del dólar), y la disparada inflacionaria que trae aparejada.

Tras 48hs de la debacle electoral, el gobierno sigue sin anunciar cuales serán concretamente sus medidas económicas para hacer frente a la corrida bancaria. Tras un tweet nocturno de “Su Majestad La República Lilita Carrió” se deslizó la posibilidad de que el gobierno eleve el mínimo no imponible para las clases medias, y así alivianar la presión fiscal del sector que acompañó a Macri en 2015 pero que esta vez no votó a JxC. Esta clara maniobra electoral permitiría recuperar la iniciativa política del gobierno y relanzarse a la campaña de cara a octubre. Asimismo habría una reunión ampliada el próximo jueves entre todos los candidatos de JxC para recuperar la mística electoral.

A pesar de el escueto anuncio, y de la innegable vocación de servicio de la diputada Carrió, la medida no ha sido confirmada ni desmentida por el ministro Dujovne. Aún así, de llevarse a cabo no detendría la escalada inflacionaria que sacude al país tras la disparada del dólar del lunes, ni tampoco calmaría la inquietud de proveedores y consumidores que esperan el impacto de la corrida cambiaria en los artículos de consumo cotidiano, especialmente harina y aceite cuyo precio de costo y producción está atado a la divisa estadounidense.

Un problema político

Mauricio Macri enfrenta fuertes críticas dentro y fuera de su espacio político. En una cena celebrada ayer en la Casa Rosada y cronicada por el oficialista diario Clarín se detallaban algunos reproches provenientes de Larreta, Michetti, Vidal y Dujovne pero no de Marcos Peña, que no asistió y cuyo nombre figura en la lista de candidatos a ser eyectados de su cargo antes del fin del mandato de Mauricio. Según Infobae “los cuadros más jóvenes y formados del gobierno ya empezaron a buscar trabajo en consultoras fuera del país”.

Asimismo, las voces que dan por muerto -políticamente- al gobierno de Mauricio recorren todo el arco político nacional e internacional. El órgano del capital financiero británico The Financial Times tituló este martes que “Los inversores dan por finalizado el gobierno de Macri”, en esa tónica el portal oficialista TN da por rotas las relaciones del “el campo” (su principal sostén electoral) con el gobierno de Mauricio. En la misma línea el mediático Nelson Castro (que está lejos de ser sospechado de simpatizante K) escribió hoy que “la reelección es imposible”.

¡Compartílo en las redes!

Santiago Torrado

Menorquín en Argentina. Fotógrafx documental. Discuto política a los gritos y tengo un perro que se llama Lupo.
Cerrar